10 meses sin agua potable llevan vecinos de Río Grande

0
41
Este tanque se desplomó hace más de diez meses y la autoridad local no se ha pronunciado

El Palmar.- Uno de los problemas más críticos que presentan los habitantes del sector rural Río Grande, en el municipio Padre Pedro Chien, es el suministro de agua potable por tuberías.

Ellos alegan que desde hace muchos años esta situación los han mantenido incómodos, molestos y sobre todo desesperados, porque muchas familias no cuentan con recursos para comprar agua a los camiones cisterna.

Ángel Rondón, residente en esa zona, resaltó que esta problemática ha causado molestia en los vecinos, debido a que no cuentan con el apoyo de la Alcaldía.

“Nos cansamos de hacer los llamados, de trasladarnos hasta la institución para llevar cartas y solicitudes; denunciar esta falla ante las oficinas de Hidrobolívar, pero nadie se aboca a darnos las respuestas que esperamos”.

El vecino añadió que los camiones cisterna se presentan una vez por mes o en ocasiones por semanas, a expender el líquido a precios exorbitantes.

En este caso, algunas familias son las que acceden a comprarla, mientras otras no pueden hacerlo por falta de recursos. Ante esto, han tenido que solicitar apoyo en otro sector.

“La municipalidad no presta colaboración con los cisternas gratuitos, y menos escucha nuestras súplicas”, indicó Rondón.

David FebreS, habitante en el sector, solicitó a los organismos paramunicipales resolver esta difícil situación, ya que las amas de casa pasan calamidades para poder obtener un poco de agua y hacer sus actividades en sus hogares.

“Aquí existe una escuela y los baños tuvieron que ser clausurados porque no cuentan con agua. Las madres procesadores tienen que estar pidiendo agua a los vecinos para poder preparar los alimentos que se les dan a los escolares a través del programa de alimentación”.

Ciertamente, la carestía de agua potable impide a la comunidad llevar una vida más digna y tranquila. Mientras tanto, están a la espera de una respuesta a los llamados más recientes de ayuda urgente, pues esta comunidad representa parte de ese porcentaje del estado Bolívar que no cuenta con agua, según lo reveló la más reciente memoria y cuenta del gobernador Francisco Rangel Gómez.

Tanque en el suelo

La fotografía que acompaña este trabajo no puede ser más elocuente. Mariela Hernández, también afectada por la escasez de agua, comentó que hace más de diez meses contaban con el preciado líquido, pero el tanque aéreo se desplomo al suelo ante la falta de mantenimiento.

“Una vez solicitamos a la alcaldesa Sol Rubinetti que prestara el apoyo con un tanque australiano, ya que contamos con la bomba, pero nunca nos dio respuestas”.

Publicidad