26 años impartiendo educación de calidad

0
11

El Centro de Educación Inicial de CVG Alcasa, ubicado en la urbanización Curagua, arriba el día de hoy a su vigésimo sexto aniversario, impartiendo y forjando una educación de calidad al bien más preciado de los trabajadores: Sus hijos.
En el marco de esta celebración, el personal de cultura del CEI ha preparado una programación especial, que inició el día de ayer con un regalo para el preescolar.

Hoy continúa el festejo con la presentación de títeres, marionetas y el canto de cumpleaños. La jornada se extenderá hasta el viernes, día en el que se realizará un gran homenaje institucional.

El presidente de la pionera del aluminio, Ángel Marcano, envió sinceras felicitaciones a todo el personal que labora en la casa de estudio, especialmente a los docentes, quienes con dedicación, esfuerzo y profesionalismo, vienen ejerciendo una ardua tarea para el desarrollo y el aprendizaje de la generación de relevo de nuestra patria.

La institución actualmente posee una matrícula de más de 200 niñas y niños, quienes a diario reciben la mejor atención educativa por parte de los maestros. Igualmente, la institución consta de 10 aulas, las cuales llevan por nombre valores representativos como solidaridad, compañerismo, amor, alegría, felicidad, armonía, optimismo, fortaleza, paz, tolerancia y solidaridad.

María Elena Guzmán, directora del plantel, expresó que es un honor vivir un aniversario más en este centro educativo, en el que durante todos estos años ha obtenido grandes logros. “Me siento orgullosa de pertenecer a la gran familia del CEI y de mantener la energía que nos permite continuar ofreciendo la mejor educación para los hijos de nuestros trabajadores”. Prensa CVG Alcasa

Un poco de historia

El 10 de marzo de 1989 abre sus puertas el Centro de Educación Inicial CVG Alcasa, con el nombre de “Guardería Alcasa”, ubicada en la urbanización Villa Africana, con una población de 45 niños. En octubre de 1990 se inaugura en la urbanización Curagua la nueva sede modernizada para los hijos e hijas de los trabajadores en edad preescolar.
Cuatro años más tarde, una vez formalizada su inscripción en el Ministerio del Poder Popular para la Educación, el personal docente logra con su trabajo, vocación y dedicación desarrollar y enriquecer la formación integral de los pequeños estudiantes encaminándolos hacia la excelencia educativa.

Publicidad