9 de abril: Un anuncio histórico para Sidor, su nacionalización

0
11

Hoy 9 de abril se cumplen siete años del anuncio de la nacionalización de la principal acería del país, luego de una lucha emblemática que dieron los trabajadores contra la transnacional Ternium, y que fue reivindicada por el fallecido Hugo Chávez, quien devolvió Sidor a sus trabajadores y a la nación.

José Clemente Tatá, trabajador y miembro de la Junta Directiva, recordó aquel memorable hecho para la historia de Sidor, que marcó el inicio de una nueva empresa, sustentada en valores humanistas, socialistas y que hoy está al servicio de la patria venezolana.

“Después de 15 meses de haber iniciado la negociación del contrato colectivo, cansados por el descontento y aguantando las humillaciones de la explotadora transnacional, los sidoristas y el presidente Hugo Chávez salimos victoriosos, cuando ordenó al vicepresidente de la República -para ese entonces Ramón Carrizales-, aquel 9 de abril de 2008, a las 2:00 de la madrugada, en el club de Corpoelec, la renacionalización de nuestra empresa Sidor”.

Recordó que la alegría fue inmensa para todos los presentes, y que esa noche la noticia corrió como pólvora, pues al llegar al portón III de Sidor observaron una multitud de compañeros con sus hijos, esposas, madres y hermanos.

“Quedaron atrás los 10 años más esclavizados para nosotros, por la privatización de la empresa en el segundo gobierno de Rafael Caldera, asesorado por su ministro Teodoro Petkoff, como parte del programa neoliberal denominado Agenda Venezuela, obedeciendo al paquetazo de Carlos Andrés Pérez”, mencionó Tatá.

ERA UN ABSURDO

Tatá expresó que bajo el gobierno visionario y revolucionario del presidente Chávez, era absurdo pensar que Sidor iba a continuar siendo una empresa de capital privado.

Por ello, la nacionalización era necesaria e inevitable, para revertir la tendencia voraz del capitalismo desde la concepción del socialismo.

En ese sentido, el rescate de la empresa permitió a los trabajadores y al Estado venezolano retomar el control sobre toda la cadena productiva, desde la explotación de las minas de hierro hasta la generación de productos terminados y semiterminados, brindando además fortalezas para desarrollar la industria intermedia y pesada.

LUCHA REIVINDICADA

Tatá precisó que con el rescate de Sidor, el Gobierno reivindicó la lucha de los trabajadores e hizo justicia social, dignificando a los compañeros tercerizados, jubilados, sobrevivientes y a la nómina conducción, y abolió las prácticas explotadoras en la empresa.

Para finalizar, afirmó “esta empresa nacionalizada, aparte de las mejoras sociales brindadas a los trabajadores, ahora es de todos los venezolanos, por esa razón ha contribuido con sus cabillas para brindar alegría a más de 700.000 venezolanos que han sido beneficiados con la entrega de casas dignas, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela”.

COMPROMISO VENEZOLANO

Con el logro del rescate de Sidor, José Tatá precisó el deber y compromiso de los trabajadores con el Gobierno Bolivariano y la empresa.

“Estamos obligados a diseñar el nuevo camino de la Sidor nacionalizada, bajo las premisas de la eficiencia, la sostenibilidad económica y generadora de excedentes para cumplir con el socialismo, para superar a la Sidor regida por el capitalismo de estado clientelar, ineficiente y neoliberal, que concentró ganancias con una política deshumanizadora”, afirmó.

Anuncia con Nosotros