Abatido el delincuente más buscado en Guayana

0
10410

Anderson Rafael Pereira fue ultimado por funcionarios de la Diepeb en una residencia alquilada en Villa Ikabarú. En el procedimiento fue apresada Milagros Ramírez, presunta líder de la banda “Los Hijos de Milagros”.

Sobre las tejas quedó el cadáver y al lado una ametralladora M4 (o R15 según otra versión). Así acabó la carrera delictiva de Anderson Rafael Pereira, alias “El Anderson”, un peligroso homicida y extorsionista cuya fotografía fue quitada este miércoles en la mañana de la cartelera de los más buscados del CICPC.

En la madrugada, un grupo de funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategia de la Policía del estado, Diepeb, llegó hasta la manzana 24 de la urbanización Villa Ikabarú.

Desplegados en toda el área de la transversal 10, hasta la manzana 28 del circuito cerrado conocido como Akurima, subieron a los techos de las residencias contiguas y fueron repelidos por el delincuente, quien vestido con bermuda a cuadros y sin camisa les hizo frente con un fusil de guerra y una granada, ambas armas decomisadas.

Los vecinos escucharon la balacera y hasta los “ríndete” de los policías, tratando de persuadir a “El Anderson” a que se entregara. Sin embargo, fue fulminado sobre el techo de la casa. Un oficial resultó herido.

Al descender fue capturada Milagros Ramírez, cuyo mote “La Milagros” se lo ganó por ser la supuesta cabecilla de una peligrosa banda a cuyos miembros les “cobija” como sus hijos.

Vecinos cuentan que el hoy occiso trató de esconderse tras la sombra de una antena de TV por cable, aprovechando la oscuridad de la noche, pero fue descubierto.

Añaden que esa residencia está empavada, pues quienes la alquilan desde hace un tiempo, tienen “mala conducta”.

¿Víctima?

A Anderson Rafael Pereira se le sindica en las masacres de las minas El Perú y Nuevo Callao, y en homicidios recientes en Ciudad Guayana, especialmente relacionados con las mafias del sur del estado Bolívar y la enemistad con las bandas de “El Capitán” y “El Gordo Bayón”, este último fuera de circulación hace unos años.

Es señalado entre los autores del cuádruple asesinado en el estacionamiento de Sky Bar, del edificio 303 de Alta Vista, en febrero de este año, cuyo móvil fue relacionado con la guerra entre mafias del oro. En el hecho usaron fusiles AR-15, AK-47 y FAL.

También por el doble crimen en el barrio Manuel Clorindo Paredes de El Roble, mejor conocido como El Mangal, durante la madrugada del sábado 17, balacera en la que también se usaron armas de guerra.

Sin embargo, “El Anderson” señaló en 2016, a un diario local donde hasta se dejó fotografiar de cuerpo entero, que “se había dejado de eso” y que ahora era sindicalista. Incluso, acusó al entonces director del CICPC subdelegación Ciudad Guayana, Rafael Altuve, de haberle montado una tramoya para imputarle crímenes. Hasta se declaró enfermo y en terapia.

Así pues, este martes pasó su última noche con “La Milagros” y su historial criminal quedó para la historia, que lo juzgará.

Datos

Este miércoles, funcionarios policiales aprovecharon el sol matutino y recorrieron nuevamente los techos aledaños a la vivienda donde se ocultaba Anderson Rafael Pereira.

En la casa ubicada al fondo había un vehículo Honda dorado, con varias perforaciones en la parte trasera, aparentemente de balas.

Anuncia con Nosotros