Acribillados padre e hijo dentro de su residencia

0
16

Guasipati.- La zona sur del estado Bolívar, sigue arrojando muertes violentas; destacando que en la mayoría tienen que ver con el control minero que existe en las diferentes áreas de explotación. La noche del pasado viernes, padre e hijo perdieron la vida a manos de tres delincuentes, quienes sin mediar palabras les dispararon.

Trascendió que Jesús Ramón Quintana de 47 años y su hijo Jesús Alejandro Quintana de 19, aproximadamente a las ocho de la noche del viernes, estaban tranquilamente en su residencia, ubicada en el sector La Carioca de Guasipati; cuando fueron sorprendidos por tres sujetos a bordo de tres motocicletas, color negra, roja y azul respectivamente. Los homicidas ingresaron con un objetivo en mente: “fulminar al siete”, como era conocido en la mina Cicapra el joven minero de 19 años.

Cuando los verdugos entraron Jesús Ramón, padre de “El siete”, salió en defensa de su hijo, sin embargo los asesinos no tuvieron compasión y descargaron sus pistolas contra la humanidad del hombre, quien quedó tendido en un pozo de sangre.

“El siete”, intentó huir de sus asesinos, pero fue presa fácil quedando en manos de sus tres verdugos, quienes lo mataron propinándole unos veinte disparos entre el cuerpo y el rostro. Padre e hijo recibieron múltiples balazos, los orificios por el paso de los proyectiles, se observaron en el rostro de los cadáveres que quedaron a pocos metros uno del otro.

Efectivos de la policía científica realizaron el levantamiento de los cadáveres y colectaron evidencias a fin de investigar el trágico suceso. Las autoridades policiales presumen esté vinculado con una venganza.
Se conoció que Jesús Ramón Quintana era trabajador activo de la empresa Minerven, en el área de laboratorio.

VENÍA HUYENDO

Jesús Alejandro Quintana, tenía varios años trabajando en la mina Cicapra, la cual queda a una hora de Guasipati, municipio Roscio. En los últimos días “El siete” había tenido problemas en el mencionado yacimiento, por lo que regresó a su residencia, buscando resguardarse de sus victimarios. Sin embargo la huida le duró pocos tiempo, pues acabaron con la vida de el de su progenitor.

Anuncia con Nosotros