Asesinado en Malasia el hermano díscolo de Kim Jong-un

0
120
El hermano mayor del dictador de Corea del Norte

Kim Jong-nam, el hermanastro mayor del dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, habría sido asesinado este lunes en Malasia, según informan diversos medios surcoreanos como la televisión Chosun y la agencia estatal de noticias Yonhap.

 

Aunque la información no ha sido confirmada todavía de forma oficial, dichos medios indican que Kim Jong-un fue atacado por dos mujeres con «agujas envenenadas» en el aeropuerto de Kuala Lumpur. La Policía malasia sospecha que ambas mujeres, que huyeron en taxi y están siendo buscadas, estarían al servicio del régimen estalinista de Pyongyang.

En caso de confirmarse, sería el crimen de mayor nivelordenado por el joven dictador Kim Jong-un, quien en diciembre de 2013 mandó ejecutar a su tío y mentor Jang Song-thaek, número dos del régimen y auténtico regente en la sombra.

Kim Jong-nam, que tenía 46 años, estuvo considerado en su día como el heredero del «Querido Líder» Kim Jong-il. Pero cayó en desgracia en 2001, cuando fue detenido intentando entrar en Japón con un pasaporte falso para visitar el parque de Disneylandia en Tokio. Desde entonces, y apartado de las intrigas de poder que rodean al hermético régimen norcoreano, Kim Jong-nam venía viviendo en Macao, donde se le veía habitualmente frecuentando sus casinos ataviado con ropa y gorras de Armani. En algunas ocasiones, incluso era entrevistado por televisiones japonesas, como cuando llegó a decir que apoyaba cualquier decisión que tomara su padre sobre su sucesión, pero que él no estaba interesado en política.

En el pasado también se especuló con que Kim Jong-nam había sido víctima de varios atentados fallidos, por lo que no sería de extrañar que el régimen norcoreano hubiera ordenado de nuevo su muerte. En esta ocasión, para silenciarlo. Según publicaba el mes pasado el diario surcoreano «Chosun Ilbo», Kim Jong-nam se había intercambiado casi un centenar de correos electrónicos con un periodista japonés en los que criticaba la sucesión dinástica en Corea del Norte y aventuraba que el régimen no duraría mucho tiempo. Con dichos mensajes, en los que respondió durante siete años todas las preguntas que le hacía el reportero Yoji Komi, del periódico «Tokyo Simbun», Kim Jong-nam quería «ordenar sus pensamientos para que fueran publicados en el momento oportuno».

Nacido de la relación extramarital entre el «Querido Líder» y la actriz surcoreana Sung Hae-rim, Kim Jong-nam confiesa en dichos escritos que apenas conocía a su medio hermano Jong-un, fruto de otro romance de su padre. Además de definir su sucesión como «una broma para el mundo», hablaba abiertamente sobre su familia y la política norcoreana en sus respuestas al periodista japonés. Una locuacidad que, teniendo en cuenta los siniestros precedentes y el clima de terror que impera en Corea del Norte, puede haberle costado la vida.

 

Anuncia con Nosotros