Asesinan caraqueño en la vía Upata

0
18

La tranquilidad de la comunidad Colinas de Chirica, de la vía Upata, fue interrumpida la mañana de ayer por el estruendo de tres disparos, que alertaron a los consternados vecinos que se asomaron a ver qué había pasado.

Aproximadamente a las ocho de la mañana el cuerpo de un hombre yacía al costado de la carretera, y fue la sangre que corría desde su cabeza lo que indicó a los curiosos que el sujeto estaba malherido. Estos lograron identificar a la víctima como Oscar Enrique Martínez García, de 30 años, habitante del sector, quien vivía a solo tres cuadras del lugar donde fue asesinado, en el sector Valle Hondo.

A los pocos minutos de ocurrido el suceso, los familiares llegaron al lugar, quienes entre lágrimas se preguntaban ¿Por qué habían matado a Oscar? En una escena que se tornó densa ante la mirada de los espectadores y el silencio profundo de los allegados.

Entre los comentarios, algunos vecinos manifestaban que los culpables “fueron dos hombres que iban corriendo hacia el monte”. Lo cierto es, que los homicidas no dejaron rastro de su partida luego de cometer el crimen.

La exesposa de Oscar Enrique relató que “él salió a comprarle una bombona a mi hermana, de allí no supe más de él, hasta que me avisaron que lo habían matado”. La joven madre señaló que tiene tres hijos con el infortunado.
Entretanto, La actual pareja de Oscar Enrique, a quien dejó con un bebé de solo cinco meses de nacido, le explicó a las autoridades policiales que “él nunca decía para donde iba, yo lo vi vestido tempranito y le pregunte ¿A dónde vas?, él me respondió, ‘voy a comprar gas, cuando regrese me voy a trabajar'”, conversación que ocurrió pasadas las seis de la mañana.

Al parecer Oscar pasó buscando la bombona por la casa de su excuñada y salió del sector a comprar el gas. Cuando regresó con la bombona, se dio cuenta que el cilindro tenía la válvula dañada, por lo que salió nuevamente a cambiarla.

De regreso, cuando iba subiendo, en la entrada de las Colinas de Chirica, el hombre fue interceptado por dos sujetos, uno de ellos accionó su arma de fuego contra Oscar, atinando justo en la cabeza. La víctima cayó gravemente herida y apenas logró mantenerse con vida unos minutos, pues al poco tiempo de llegar los familiares expiró.

Efectivos del Cicpc arribaron al lugar, realizaron fijación fotográfica del crimen, colectaron evidencias y realizaron el levantamiento del cadáver de otra víctima más del hampa desatada que carcome la tan necesitada sociedad venezolana.

ERA CARAQUEÑO

Los familiares de Oscar Enrique explicaron que el hoy occiso era oriundo de Caracas y que hace diez años se mudó a San Félix a vivir con su padre. Así mismo, explicaron que se ganaba la vida matando tigritos “en cualquier trabajo que le saliera”.

Publicidad
Anuncia con Nosotros