Asesinan hombre en Francisco de Miranda

0
27

La mañana de ayer fue localizado el cadáver de Jesús Gregorio Mayz Blanco, de 28 años. El cuerpo fue encontrado en el sector Monte Cristo del barrio Francisco de Miranda, en San Félix. El mismo presentó dos impactos de bala, uno en la espalda y otro en el pecho.

Aproximadamente a las seis de la tarde del martes, Jesús había salido de su casa ubicada en la calle Bolívar de barrio Francisco de Miranda, en compañía de un amigo. Algunos vecinos aseguran haberlo visto por última vez llevando consigo una bolsa de pan y un jugo mientras caminaba en dirección a Monte Cristo.

Como Mayz no regresaba, y su ausencia comenzaba a preocupar a sus familiares, de inmediato organizaron entre los vecinos y amigos un recorrido por el barrio con el objetivo de recabar alguna información sobre el paradero de “Sebastián”, como era conocido en el sector, sin embargo, a pesar de la labor no dieron con el paradero de Jesús Gregorio.

LOCALIZADO CERCA DE UN CONUCO

Un grupo de hombres que vive en Monte Cristo decidió ir a recorrer el conuco comunitario que mantienen desde hace más de un año, asegurando que cerca de las siete de la noche anterior escucharon varias detonaciones en el sector.

Tras reunir a varias personas para ir hasta el lugar, el cual aseguran se ha tornado peligroso, comenzaron a limpiar el monte y a revisar entre la cosecha, cuando se encontraron de frente con el cuerpo sin vida de un hombre que vestía solo una bermuda de cuadros y estaba descalzo, a quien identificaron como su amigo “Sebastián”, por lo que inmediatamente llamaron al servicio de emergencias 1-7-1 para notificar el hallazgo. De igual manera, informando a la familia del occiso de lo sucedido.

ROMPIERON LA CERCA

Para resguardar sus vidas de los hampones que llegan de otros barrios cercanos, vecinos del sector decidieron colocar una cerca de alambre, la cual fue violentada por los delincuentes para introducirse en el conuco donde le dieron muerte a Jesús Mayz. Cabe destacar que en las cercanías del sembradío quedan dos peligrosos barrios, El Tubo y El Hueco.

FRECUENTABA POCO EL SECTOR

Vecinos refirieron que “Sebastián” no iba al sector Monte Cristo con frecuencia; por lo que les parece extraño que anduviera a esas horas por el barrio, sabiendo lo peligroso que se vuelve a partir de las seis de la tarde. “No nos explicamos qué pasó con este muchacho, ¿por qué lo mataron?, él era una persona sana”, exclamó entre lágrimas una vecina.

Así mismo indicaron que Jesús Gregorio trabajó en Vhicoa y hacía portón en Sidor desde hace más de un año. Relataron que era un muchacho tranquilo, que no tenía problemas con nadie, “era muy querido en el barrio y siempre estaba hablando con sus vecinos”. Por lo que presumen que los delincuentes lo mataron para robarlo.

El infortunado era el mayor de cinco hermanos y deja en la orfandad dos hijos, uno de cinco y otro de tres años.
Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) arribó al lugar para realizar el levantamiento del cadáver y recolectar las evidencias correspondientes para comenzar las pesquisas que lleven a esclarecer el caso.

EL CAZADOR SE CONVIERTE EN PRESA

Los hombres que se encargan del sembradío comentaron que acostumbraban a cazar en la zona; “varias veces conseguimos animales para nuestro consumo y nos ayudábamos con eso; ahora no podemos hacerlo porque los cazados podemos ser nosotros”. Desde el mes de noviembre el sector Monte Cristo se ha puesto muy peligroso, los delincuentes esperan que caiga la tarde para cometer sus fechorías.

Anuncia con Nosotros