Asesinan tornero en Vista Alegre

0
12

Jorge Luis Carreño, de 41 años, perdió la vida la mañana de ayer cuando fue sorprendido por un delincuente que, sin mediar palabras, le disparó a traición un tiro en la espalda y otro en la cabeza.

Jorge, quien como todos los días acostumbraba llevar a su hijo de 10 años al colegio, a las 6:20 de la mañana salió de su casa en dirección al Colegio Vista Alegre, que queda a pocas cuadras de su vivienda. Luego de llevar a su pequeño, regresó aproximadamente a las 7:20 a su domicilio, ubicado en la calle Aquiles Nazoa del sector Vista Alegre.
La víctima ingresó a la residencia por el portón del fondo, dejándolo entreabierto, sin darse cuenta de que su verdugo lo iba siguiendo, quien sigilosamente entró detrás de él y lo siguió hasta propinarle un tiro en la cabeza y otro en la espalda, tras lo cual emprendió la huida sin ser visto.
La hermana de Jorge, que se encontraba en la cocina preparando café, escuchó las detonaciones que la dejaron atónita por miedo de encontrarse con algún malhechor. Pasado el rato salió y avistó el cuerpo de su hermano tendido en el garaje. Inmediatamente comenzó a gritar pidiendo auxilio, pero ya era tarde para Jorge, el hombre se encontraba sin signos vitales.
Carreño era ampliamente conocido en el sector como “Capri”, seudónimo que le colocaron sus familiares desde que era niño.
Yanetsi Carreño, hija mayor del infortunado, indicó que su padre era tornero y que había trabajado catorce años en Sural, asimismo explicó que actualmente “mataba tigritos” en lo referente a su profesión, pues estaba retirado. “Era un hombre tranquilo y no se metía con nadie”, manifestó desconsolada Yanetsi, quien junto a sus dos hermanos, de 10 y 17 años, quedó sin figura paterna.
A la escena del crimen se presentó una comisión del Eje de Homicidios del Cicpc, quienes realizaron el levantamiento de evidencias y del cadáver. Autoridades descartan el móvil de robo, por la forma en que actuó el homicida. Serán las pesquisas las que lleven a establecer si se trató de una venganza.

JUGABA GALLOS
Moradores del sector indicaron que Jorge Luis era una persona tranquila y muy querida en el sector, por lo que no entienden “¿cómo lo mataron de esa manera?”. Sin embargo destacaron que “Capri”, como era conocido, era apostador en peleas de gallos, por lo que piensan que tenía alguna deuda con un apostador y este se la cobró con su vida.

Publicidad