Capturados extorsionadores

0
7

El lunes en horas de la noche una joven fue raptada en la urbanización Villa Icabarú, al parecer, la muchacha se encontraba comprando en un puesto de comida rápida, cuando sin mediar palabras dos sujetos, bajo amenaza de muerte, la montaron en la camioneta Toyota Fortuner, en el que se trasladaba la fémina.
Los amigos que se encontraban con la joven se comunicaron con los familiares inmediatamente, explicando lo ocurrido. Luego de varias horas de angustia, esperando que los captores se comunicaran con la familia, los hampones decidieron liberar a su víctima en el sector El Roble, San Félix, a eso de las 11:30 de la noche.
El martes, la joven en compañía de sus familiares se dirigió al Cicpc para colocar la denuncia. Allí explicó que los delincuentes le estaban exigiendo la cantidad de 800 mil bolívares para entregarle la camioneta. Ella les dijo que conseguiría el dinero y luego se comunicaría con ellos; entretanto, los maleantes seguían enviándole mensajes sobre cómo iban a realizar la entrega, sin sospechar que las autoridades ya estaban al tanto de la extorsión.
Pasada los doce de la noche del martes, vecinos de Los Alacranes llamaron al cuadrante Nº 10, que corresponde a los efectivos del Destacamento de Seguridad Urbana, Moreno de Mendoza. Los moradores informaron que habían visto en el sector una camioneta Toyota Fortuner color vinotinto; que conducían dos hombres algo sospechosos.
Los efectivos militares que se encontraban realizando labores de patrullaje en el mencionado sector, fueron avisados e inmediatamente iniciaron el procedimiento de investigación.
A los pocos minutos lograron avistar el vehículo, al que le dieron la voz de alto, sin embargo estos imprimieron velocidad y salieron a toda marcha. Originándose una persecución en caliente que culminó en la redoma de Los Alacranes, donde el chofer de la camioneta perdió el control, situación que los castrenses aprovecharon para arman un cerco policial, evitando así la huida de los malhechores.
Del vehículo descendió Miguel Elías Arias Espinoza y Reguil Arturo Rodríguez Galindo, ambos de 23 años, quienes fueron llevados a la sede de Desur Moreno de Mendoza.
Al realizarles la respectiva revisión corporal, los maleantes tenían en su poder dos teléfonos celulares con los mensajes que le enviaban a la víctima, pidiéndole dinero por la camioneta. Así mismo, en uno de los celulares, hay una nota de voz que contiene el sitio en el cual dejarían abandonada la camioneta.
El caso fue puesto a la orden de la Fiscalía de guardia del Ministerio Público.

OPERAN EN DIFERENTES SECTORES
Los castrenses informaron que al parecer, los aprehendidos pertenecen a una de las diferentes bandas extorsionadoras que operan en el municipio Caroní. Destacando que son delincuentes organizados que raptan a sus víctimas para exigirles una alta suma de dinero; algunas veces por su propia vida o por el vehículo.

Publicidad