De un tiro matan a sidorista

0
33

“Mi papito, mi papito”, “¿cuándo te voy a volver a ver papito?”, “¿ahora quién me va a regañar?”, “Dios mío mi papito”, eran los gritos desesperados de una adolescente de 14 años, quien se encontraba en las afueras de la Clínica Virgen del Carmen, esperando que los efectivos del Cicpc retiraran el cadáver de su padre; quien perdió la vida a manos de un homicida que quiso robarle la motocicleta.

Trascendió que Nelson José Ramírez Salazar, de 33 años, había pedido la moto prestada a su hijastro el domingo; por lo que se levantó más temprano de lo habitual el lunes para que le diera tiempo de ir a devolverle la moto a Eduardo, a Las Colinas de Pinto Salinas; tras lo cual se iría a la parada a esperar el transporte que lo llevaría a la Siderúrgica del Orinoco, empresa donde laboraba.

Justo a las seis de la mañana Nelson José sacó la moto Empire, color roja, y se dispuso a encenderla frente a su residencia, ubicada en la calle Anzoátegui del Barrio Luis Hurtado Higuera; habían pasado pocos minutos sin que pudiese encender la motocicleta, cuando ya tenía a un sujeto de frente apuntándolo con una pistola, este le exigió que le entregara la moto. El trabajador le dijo al antisocial que la moto fallaba, y que si lograba encenderla se la podía llevar; acto seguido el maleante trató de dar marcha al vehículo de dos ruedas, sin lograrlo, por lo que le dio un disparo en la espalda a Nelson.

La esposa del sidorista al escuchar la detonación salió rápidamente de la residencia, encontrándose con su conyugue tendido en el pavimento. Al ver que Nelson todavía estaba con vida, pidió auxilio a los vecinos, quienes corrieron al lugar logrando trasladarlo en un vehículo particular hasta la Clínica Virgen del Carmen, ubicada en la redoma de El Dorado.

Nelson llegó agonizando a la clínica, los médicos trataron de salvarle la vida, sin embargo a los pocos minutos los galenos de guardia informaron a los familiares sobre deceso del trabajador.

Sobre la vida del infortunado los dolientes indicaron que, Nelson tenía dos años trabajando en Sidor como mecánico en Planta de Pellas. Así mismo, señalaron que desde hace cinco meses vivía con su actual esposa, en Luis Hurtado Higuera, lugar donde fue ultimado.

El hoy occiso era el menor de cinco hermanos, deja su esposa con seis meses de gestación y a dos hijos de ocho y catorce años sin figura paterna.

Los sabuesos del Cicpc arribaron al centro de salud, realizaron el levantamiento del cadáver y luego se dirigieron al lugar del suceso, donde colectaron evidencias para comenzar las pesquisas.

“ERA UN HOMBRE TRANQUILO”

Familiares de Nelson José comentaron entre lágrimas que el infortunado era un “hombre tranquilo, trabajador, que no se metía con nadie”. “Por eso fue que lo mataron, porque la moto no encendió para que el delincuente se la llevara”, afirmó uno de los dolientes, frente a la casa de Nelson.

Anuncia con Nosotros