Déficit de vivienda en -2,4 millones

0
9

El presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, Ingeniero Jaime Gómez, indicó que existe un déficit de 2 millones de viviendas en el país y agregó que desde el sector privado de la construcción han intentado dialogar con el Gobierno Nacional, pero “no ha habido manera, ni forma de hacerlo”.

Indicó que el PIB del sector construcción ha venido decreciendo y revela una caída para el último trimestre del 2014 en -2,4 %. “Es indispensable la participación privada (…) actualmente estamos en una situación crítica”, agregó.

Gómez destacó que la construcción ha sido el motor de la economía en momentos coyunturales y de crisis, situación que se ha llevado a cabo, a lo largo de la historia, con la participación del sector privado.

“Sin sector privado no hay crecimiento en la construcción, sobre todo en el área de vivienda”, puntualizó y agregó que tradicionalmente, el sector privado realizaba 60 mil viviendas anuales, mientras que para este año no se esperan más de 10 mil.

FALTA DE RECURSOS

Gómez sostuvo que no hay créditos para los constructores, además recomendó que se libere el precio tope de vivienda y dejen que el mercado ponga el precio.

“Tenemos problemas de insumos y materiales, obtención de divisas, con el área sindical en las obras, no hay repuestos para la maquinarias de la construcción, los equipos pasaron a dólar Simadi”. Afirmó además, que en la Cámara de la Construcción, existe la voluntad de que el sector privado y gobierno dialoguen para que la situación cambie y plantea que “se cambie la política que se ha implementado porque no es la correcta. Llegó el momento de dar un paso adelante e incorporar al sector privado para producir”.

Resaltó que desde el sector privado construcción han estado de acuerdo con la política de la Gran Misión Vivienda Venezuela, sin embargo señaló que para esto debió incorporarse a la empresa venezolana y no contratar a las extranjeras a “precios altísimos”.

PRODUCCIÓN NACIONAL

Jaime Gómez indicó que no es justo que muchas obras se paralicen por semana por la falta de cabillas. “La preocupación por el acero es total”, añadió y lamentó que Sidor haya pasado de ser una “gran productora” de cabillas a estar semanas paralizada.

Publicidad