Dulces profesionales

0
64

A todos les llega su día. Este 12 de enero se celebra el Día del Trabajador Pastelero, fecha en la que se homenajea a quienes se dedican a la elaboración de pasteles. Esta celebración surgió en Argentina como reconocimiento a una profesión nacida en diversos países.

Ser chef de pastelería requiere precisión, paciencia y creatividad; cualidades con las que no cuenta cualquier ser humano, por eso ninguna otra le quita el sitial de honor como la profesión más dulce. Aunque algunos piensen que los pasteleros tienen una tarea fácil, no es así: su responsabilidad no recae solo en garantizar un producto agradable a la vista y al gusto, sino en supervisar el trabajo de quienes lo acompañan para no alterar ninguna de las recetas.

Todo restaurante digno de ser visitado por comensales exquisitos debe tener una carta de postres y, para ello, necesita contar con la experiencia de un chef de repostería, pero eso sí, uno que tenga la experiencia y habilidad necesaria para cumplir con las exigencias. Esto le va a asegurar un resultado favorable, pero también la visita constante de los clientes.

Un buen chef sabe combinar perfectamente los alimentos y elaborar postres inigualables que deleiten los distintos paladares. Tortas, galletas, pasta seca, dulces fríos y algo más es lo que ofrece un pastelero. El secreto está es agregar un ingrediente especial que cambie el acostumbrado sabor de un postre tradicional por uno que capture la atención de quienes tengan a bien llevárselo a la boca.

Pero no solo eso, también debe estar en la capacidad de crear recetas propias y, por qué no, emprender su propio negocio.

Para convertirse en un destacado chef de pastelería, el aprendiz debe exhibir naturalmente un cierto nivel de habilidades culinarias y de creatividad, dado que este tipo de trabajos requieren atención al detalle, conocimiento de las cualidades de cada ingrediente e interés artístico, por eso es vital contar con la instrucción de un profesional.

Y aunque en Venezuela no es un día muy comercial, desde nuestro medio felicitamos a esos artesanos que con mucha pasión perfeccionan cada vez más sus creaciones.

DULCE IDEA

José Saavedra estudiaba Educación Física en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), en Maturín, estado Monagas; y un buen día decidió irse a Caracas a aprender técnicas de cocina. Se topó con la mención Pastelería Profesional en el Instituto Ghas y quiso intentarlo. El curso duró seis meses y hoy en día pone a prueba sus conocimientos en Panadería y Pastelería La Crocantina, ubicada en el centro comercial Las Trinitarias, en Puerto Ordaz.

Tortas en distintas presentaciones como ópera, fressier, selva negra, tres leches de nutella y crema griega, de queso y otras pueden degustar los visitantes. También profiteroles de arequipe y chocolate que son la debilidad de muchos; sin dejar atrás el tiramisú, las delicias de almendras, las alcasas, que se preparan con una base de suspiro y nueces; y las especialidades en pasta seca como macarrones de chocolate, de pistacho y de fresa; alfajores, brownie bouty bunny, galletas con chispas de chocolates y de coco.

“Siempre quise ser chef y seguir los pasos de mi tío. Empecé a acercarme al mundo de la pastelería cuando le preparé a mi prima un cannoli siciliano para el día de su cumpleaños y se lo di como obsequio. Afortunadamente conté con el apoyo de mi familia al momento de dar este paso”, comentó Saavedra.

Este joven de 24 años aspira retomar sus estudios de cocina en abril próximo y especializarse en pastelería japonesa e italiana. Viajará hasta Barquisimeto, estado Lara, para emprender su aprendizaje bajo la tutela del chef Porfirio Montes de Oca. Saavedra reveló que regularmente dedica seis horas diarias a la preparación de los dulces que se ofrecen en su lugar de trabajo. Al mismo tiempo, extendió la invitación a probarlos.

FORTUITA LLEGADA

El caso de Elías David Tovar es distinto, pues su incursión en el mundo de la repostería fue fortuita. Comenzó trabajando en una panadería cuando tenía 14 años, empaquetaba panes y ayudaba con el servicio. Un día el maestro panadero que lo acompañaba le dio la oportunidad de estar presente en el momento de la preparación de los panes y él aprovechó para aprender.

Su paso por varias panaderías fue despertando el interés de este joven por la pastelería, pues fue esa el área que le atrajo, y en varias ocasiones trabajó como segundo maestro gracias a que sus patronos creyeron en él y le permitieron poner a prueba lo aprendido, aunque no hubiese asistido a una escuela de cocina.

Viajó a Valencia, estado Carabobo, e ingresó al instituto Curato de Venezuela en el que terminó exitosamente su curso de chocolate. En este conoció las cualidades del alimento y las técnicas para emplearlo en la elaboración de los postres. Además contó con la asesoría de un técnico chileno de reconocida trayectoria.

Actualmente sus creaciones están a la venta en Lusitano’s Café, ubicado en la urbanización Moreno de Mendoza, en San Félix. Desde noviembre, cuando fue inaugurada la sede, trabaja para este grupo de comerciantes lusodescendientes que han creído en su talento.

“La pastelería siempre me llamó la atención, es algo que me gusta y que disfruto, sobretodo porque requiere de mucha creatividad y compromiso. Aquí no importa el estado de ánimo que tengas, siempre tienes que hacer un buen trabajo. Las cosas personales se tienen que apartar y asegurar el mejor sabor y la mejor presentación”, confesó.

Pese a que han tenido algunas limitaciones por la escasez de los ingredientes, Tovar afirma que se ha hecho el mayor esfuerzo por ofrecer productos de calidad. Asimismo, señala que para ello, algunas veces, ha tenido que recurrir a técnicas “viejas y obsoletas” para poder completar la producción.

“Mi meta es montar algún día mi propio negocio, con el favor de Dios primero. Quisiera seguir preparándome y estudiar para aprender nuevas técnicas y hacer mis propias recetas. Es lo que tengo en mente ahora”, expresa Elías David de 32 años, oriundo de Maracay, estado Aragua.

Entre los dulces que prepara diariamente están los profiteroles, las tortas frías de diferentes sabores, los cannolis y las marquesas. También se destaca con la pasta seca y otras delicias pasteleras que endulzan el paladar.

¡PONTE CREATIVO!

Mermeladas y jaleas

La mezcla de azúcar, agua, frutas o vegetales son la base para lograr cualquiera de ellas. Luego de un cocimiento prolongado, realizado, muchas veces en varias etapas, dan como resultado, estos exquisitos dulces, logrados a través de sus combinaciones.

Postres con frutas

Postres donde lo que predomina es la fruta, puede ser un solo tipo de fruta o la combinación de varias. Con las diferentes frutas se pueden preparar postres exquisitos que gustan tanto a los niños como a los grandes.

Recetas con licores

Como hacer licores caseros, esa mezcla y maceración en alcohol, o en bebidas de alta graduación alcohólica, con frutas, hierbas, esencias etc. Éstas, a su vez, son combinadas con almíbares o jarabes, lográndose como resultado una bebida dulce.

Anuncia con Nosotros