El fin del control de cambio está lejos

0
15

“Creo que la condiciones del país son tan complejas que el gobierno va a tener que aplicar unas medidas de ajustes que incluyen flexibilizaciones en el mercado cambiario”.

Dijo el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, en el programa Vladimir a la 1, en Globovisión, donde aseguró que en Venezuela estamos viviendo una situación muy compleja, “una crisis que se amplifica con los precios del petróleo”.

Agregó que lo mejor hubiera sido una unificación cambiaria, y no los tres tipos de cambio que mantiene actualmente. “El sistema va a depender de su implementación”.

“El dólar a Bs. 6,30 se mantiene como una especie de subsidio a la economía, pero yo lo hubiera mantenido en bolívares y de manera directa a la población que más lo necesita. Un dólar a 6,30 en su mayoría no le llega a nadie. Detrás hay estímulo a la corrupción, a la sobrefacturación, tienes una distorsión cambiaria”, afirmó.

Sobre el Simadi, señaló que el gobierno debe dejar de llamarlo marginal porque una parte muy importante de la economía va a tener que manejarse en ese sistema. “Si mantienen la disposición de un mercado sin restricciones está bien porque al tener restricciones, comienza el mercado negro”.

MÁS RESTRICCIONES
Sobre el sistema cambiario León explicó que no es la mejor partitura, porque “mejor hubiera sido una unificación que resuelve de raíz los problemas de distorsión. Ahora hay que ver cómo se implementa, la idea de tener un tipo de cambio libre que te oxigena, que te saca de esa cárcel cambiaria que estábamos yo creo que es positiva. Permite que el sector productivo tenga opciones”.
El presidente de Datanálisis, indicó que se está muy lejos del fin del control de cambio, “porque a la economía cada vez se le establecen controles y restricciones, lo único que ocurre es que se crea distorsiones peores” y los controles de precios generan inflación y los controles de cambios generan corrupción.

GOBIERNO Y EMPRESA PRIVADA
Como ejemplo de lo que puede hacer el sector privado con $1 millón puso como ejemplo a Polar, empresa que puede producir cuatro veces más volumen de alimentos que lo que podría importar el Ministerio de Alimentación con la misma cantidad de dinero. “Eso genera valor añadido, empleo y multiplica la capacidad de producción”.

“El país está metido en una crisis que no tendría por qué tener. La raíz de la crisis es el modelo de control e intervención del Estado que ha estado demostradamente equivocado en el mundo y que se ha tratado de mantener de mera tozuda”, señaló.

Publicidad
Anuncia con Nosotros