Identificado cadáver del doble homicidio de Cambalache

0
15

El martes 10 de febrero, en horas de la madrugada, la Policía del estado Bolívar encontró los cadáveres de dos hombres en las adyacencias del distribuidor de Cambalache. Los dos cuerpos estaban maniatados y con los ojos vendados.
Se presume que luego de “ruletearlos” los homicidas se los llevaron a una zona boscosa y los asesinaron, dejando el vehículo Ford Conquistador, propiedad de Leiva García, cerca de los cuerpos.
El día del suceso las autoridades lograron identificar a Antonio José Leiva García, de 44 años, sargento mayor de Primera de la Guardia Nacional Bolivariana, adscrito al destacamento de zona N-42 de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Efectivos del Cicpc encontraron en la escena del crimen una cédula de identidad que pertenecía a José Francisco Rivero Rodríguez; sin embargo, no se había podido confirmar su relación con el otro cadáver hallado.
Fue el miércoles en horas de la mañana que los familiares de José Francisco Rivero Rodríguez, de 29 años, se enteraron del deceso de Antonio José Leiva García. Un allegado les comentó sobre el asesinato del GNB. “¿no supieron que mataron al guardia?”, les preguntó. El hombre comenzó a echar el cuento y cuando les comentó que la otra persona que lo acompañaba no había sido identificada, comenzaron a preocuparse, pues sabían que Rodríguez había salido en compañía de García.
Los dolientes resaltaron que no se preocuparon antes por la ausencia del hombre, pues acostumbra a pasar días fuera de casa.
Jaime Rivero, tío de José Francisco, indicó que llamó a un conocido del Cicpc de Anzoátegui y le notificó lo ocurrido; el funcionario se comunicó con los detectives de la subdelegación Ciudad Guayana, quienes le confirmaron el deceso.
Los parientes se trasladaron desde El Chaparro, municipio Guanta, hasta San Félix; todavía con la esperanza de que el cadáver no perteneciera a su familiar, sin embargo al llegar al Cicpc lograron identificar el cuerpo por un tatuaje que tenía José Francisco en la espalda.
Ulexis Rivero, otro de los tíos de la víctima, señaló que Rodríguez tenía la cara desfigurada; pues algunos animales le comieron parte del rostro, lo que dificultaba la identificación.
Los dolientes comentaron que José Francisco trabajaba de escolta para una empresa de transporte de carga pesada larga y anchi-larga, quienes trasladan todo tipo de maquinarias a nivel nacional; dicha compañía es propiedad de la familia Rivero Rodríguez. Igualmente destacaron que en los días libre se dedicaba a trabajar en áreas de mecánica.
Así mismo, explicaron que José Francisco y Antonio José se conocían desde hace varios años. Todos compartían en familia y trabajaban juntos como escoltas. Los familiares del infortunado expresaron que Rodríguez, no tenía ningún tipo de problemas con nadie.
Sobre Leiva García señalaron que era una excelente persona, muy respetuoso y colaborador, por lo que no se explican el asesinato de esas dos personas.
Los tíos de la víctima indicaron que el hombre deja sin figura paterna a cinco hijos. Con respecto a las investigaciones las autoridades del cuerpo detectivesco, estos les informaron que continúan realizando las pesquisas a fin de esclarecer el caso.

Anuncia con Nosotros