"Nada está construido en la piedra. Todo está construido en la arena. Pero debemos construirlo como si la arena fuese piedra." Jorge Luis Borges

Ciudad Guayana,
Domingo, 31 de Agosto de 2014
bloggerfacebooktwitter

Consecomercio pide al Gobierno actuar apegado a la ley


Los casos de Daka y otras tiendas de electrodomésticos, que han sido obligadas a vender a precio justo, prenden las alarmas al sector comercial. Ayer, como nueva medida, el Presidente Maduro ordenó clausurar los portales web La Lechuga Verde y Dólar Today, que informan sobre precios de divisas en un mercado paralelo. Además, estudia método para que los comercios devuelvan el dinero a los compradores

Caracas.- "Si las autoridades encontraban remarcaje de precios o divergencias en los libros contables, las autoridades tienen mecanismos para aplicar las sanciones del caso. No nos oponemos a que se aplique la ley, pero lo que no podemos apoyar es que se llame a vaciar las tiendas".
Así lo afirmó Maurcio Tancredi, presidente de Consecomercio, en alusión a la situación vivida en cadenas de tiendas de electrodomésticos desde el pasado viernes, luego que el presidente Nicolás Maduro llamara a "vaciar" las tiendas Daka y otros locales similares, una vez culminadas las fiscalizaciones por parte del Indepabis y el Seniat.
"Tomar los productos, saquear tiendas como ha ocurrido en Valencia y otras ciudades del interior del país, no es la forma de responder a una situación que involucra a algunas tiendas", dijo el vocero gremial. "Que se fiscalice pero que nos e tomen decisiones a priori. Eso hace mucho daño", acotó.
Tancredi pidió ponderación a las autoridades, pues aseguró que la mayoría de los más de 300.000 comerciantes que existen en el país "somos gente honesta que queremos trabajar, entregar nuestros productos a los consumidores y ofrecer puesto de trabajo a millones de venezolanos", precisó.
Dijo además que con medidas como esta se ataca la consecuencia por no las causas del problema, que no son otras que la caída de la producción nacional, la restricción para la importación de bienes no producidos en el país y un control de cambio que no ha podido satisfacer la demanda de los comerciantes.

 

A precio justo
A Vanessa León, una caraqueña de 26 años, no le importó pasar la noche en plena calle, en medio de una multitud, con tal de comprar este sábado a mitad de precio un televisor en una cadena de electrodomésticos venezolana intervenida por el gobierno.
"Vine por una televisión que en la cola (fila) me dicen está a mitad de precio", comentó a la AFP León, quien llegó a una tienda de la cadena Daka la noche del viernes tras escuchar por televisión al presidente, Nicolás Maduro, anunciando la intervención de estas tiendas, acusadas de elevar los precios de manera irregular.
El anuncio de Maduro, transmitido en un mensaje obligatorio por radio y televisión, fue la voz de alerta para que una multitud de venezolanos se agolparan a las dos tiendas de Daka en Caracas y tres más en el interior del país.
"He ordenado la ocupación de esa red de tiendas y sacar los productos a la venta del pueblo a precio justo, que no quede nada en los anaqueles, que no quede nada en los almacenes", clamó Maduro.
Pero la noche cayó y los establecimientos, custodiados por la Guardia Nacional, cerraron sus puertas. La multitud rehusó retirarse, y junto con los militares y empleados de la tienda, acordaron hacer una lista para respetar el orden de llegada.
"Mi hermana y yo nos quedamos toda la noche, hacíamos turnos por si alguna quería ir al baño o a comer algo", dijo Zulma Maldonado, de 35 años, quien lucía ojerosa, cabello revuelto y acalorada por el sol que pegaba desde la mañana.
La espera era tensa, con gritos y reclamos cuando alguien pretendía meterse en la fila. En Valencia, la tercera ciudad del país, localizada a 170 km al oeste de Caracas, los ánimos se caldearon al grado de que unas personas rompieron los vidrios de la tienda y pretendieron sacar algunos artículos, pero fueron detenidas por la Guardia Nacional, según reportes de prensa.
Sin embargo, el encargado del Órgano Superior para la Defensa de la Economía, Herbert García, y quien participa en las inspecciones, aseguró por la tarde en su cuenta de Twitter que opera "todo con normalidad en Daka de Valencia".
La noche del sábado, Maduro describió en un discurso público la situación en Valencia como un "acontecimiento" y lanzó un llamado a la calma. "Llamo al pueblo a no caer en desesperación nunca, a no caer en provocaciones y a no dejarse infiltrar por gente que quiere propiciar alguna acción violenta (...) No se vayan a dormir a las tiendas", dijo.

Precio Cadivi vs precio negro
La denuncia del gobierno de que Daka infla sus precios tiene de fondo el férreo control cambiario en vigencia desde 2003 y en el marco del cual el dólar se cotiza oficialmente en 6,30 bolívares, mientras que en el mercado negro supera en más de ocho veces esa tasa y semanalmente sigue creciendo.
Anoche, el presidente Maduro se reunió con todos los ministros que integran el Órgano Superior para la Defensa de la Economía para precisar el método a utilizar para que las cadenas de tiendas de electrodomésticos que inflaron los precios hasta en 1000% devuelvan el dinero a los compradores.
"Le hago un llamado a todos los venezolanos que compraron con sobreprecios a que vayan a reclamar y pidan que le devuelvan su dinero, tenemos que garantizarlo", señaló Maduro.
"Todo aquel a quien robaron con esos precios groseros le devolverán su plata (dinero). Esa plata le corresponde a quien trabaja", indicó.
A su vez, ordenó el cierre de los portales web que informan sobre el precio de las divisas en un mercado paralelo. 

Sobrefacturación por las nubes
Venezuela importa la gran mayoría de los alimentos y artículos que consume. Para acceder al dólar a precio oficial, las empresas realizan un burocrático trámite ante la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) o participan en las subastas del denominado Sicad, que vende el billete verde a entre 10 y 12 bolívares.
El sector privado se queja de que hay atrasos en la entrega de dólares para importaciones, por lo que la alternativa sería el dólar negro.
Pero Daka, según el gobierno, adquiere sus artículos que comercia a dólar oficial aunque sus precios al público seguirían la línea del dólar paralelo, lo que los encarece.
"El porcentaje de sobreprecio (...) de sobrefacturación, de robo, llega a 1.000% de los precios de los productos", dijo Maduro al anunciar la detención de los gerentes de Daka y que se llamará a cuentas a los propietarios. "Tendrán que pagar por este robo al pueblo", dijo.
Según un reporte del gobierno, en tan sólo una semana esta cadena elevó el precio de una lavadora en 40%. 

Síguenos en

Publicidad

Edición de Hoy

portada-chica

Encuesta del Día

¿Piensa Usted que el sistema biométrico solucionará la crisis de productos de la cesta básica en el país?

El Diario de Guayana no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe. El Diario de Guayana no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
Términos y Condiciones de Uso | Política de Privacidad | Contacto
minibloggerminifacebookminitwitter