Lo asesinaron en una parada de transporte público en la vía El Pao

0
5276

El hecho ocurrió en el kilometro 17, de la vía El Pao. El hombre iba al hospital a visitar a su esposa e hija recién nacida.

“Lo estaban cazando, porque llegaron solo por él”, ese era el comentario de uno de los “mirones”, en la parada de transporte público, en el Kilometro 17, vía El Pao.

Los asesinos de Rubén Betancourt, de 36 años de edad, lo tenían “medido”.

El hombre salió a las 9:30 de la mañana, de su vivienda a pocas cuadras de la vía pública.

Cuando llegó a la parada, sacó el dinero del pasaje, lo sostuvo en su mano y esperó varios minutos por la camioneta que lo dejaría en El Roble.

MOTORIZADOS

En ese lapso de espera, llegaron dos sujetos a bordo de una motocicleta, lo apuntaron y le descargaron un arma de fuego.

Aunque Rubén intentó escabullir a los delincuentes, el esfuerzo fue en vano.

Los proyectiles lo alcanzaron antes de dar más de dos pasos.

Recibió múltiples tiros. El abdomen y el pecho fueron las zonas más afectadas.

Los lugareños se alertaron al escuchar la ráfaga de disparos.

Cuando salieron a ver lo qué ocurría y dieron con la espantosa escena trataron de auxiliarlo, pero no hubo tiempo de llevarlo a un centro asistencial.

El hombre estaba rodeado de casquillos y más del 50% de su cuerpo estaba manchado de sangre.

IBA AL HOSPITAL

Se supo que, el hoy occiso tenía planificado ir al hospital donde estaba recluida su esposa e hija de apenas dos días de nacida.

Iba a entregar unos exámenes de laboratorios y esperaría por la orden de alta médica de sus allegadas.

ESCAPARON

El resto de las personas que esperaban en la parada de transporte, alegaron que los pistoleros aceleraron la moto y arrancaron a toda velocidad.

Presumen, que se internaron en una de las calles y luego “agarraron camino a una zona boscosa”.

Sentencian que ese es el modus operandi, de los delincuentes de la zona.

PATRULLAJE

Una llamada a los funcionarios de la PEB, los puso al tanto del suceso y estos activaron una comisión de motorizados para patrullar en el sector y sus adyacencias.

Aunque por más de dos horas rondaron las calles no lograron dar con los tipos, ni con pistas que los acercaran a ellos.

AJUSTE DE CUENTAS

Los  verdugos de Rubén, supuestamente, llegaron al lugar del crimen y no le dirigieron la palabra, pero aparentemente la víctima los reconoció y sabía que “iban a cobrarse una cuenta”.

Al infortunado no le quitaron sus pertenencias. En el sitio quedó con un bolso, una carpeta con las evaluaciones médicas, dinero y un celular.

Versiones policiales sentencian que a la víctima lo acribillaron por diferencias con delincuentes.

DETECTIVES

Varias horas después, comisiones mixtas del Eje de Homicidio, del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron a realizar las pesquisas.

El cadáver lo llevaron a la medicatura forense de Ciudad Guayana.

Los buscan

Los agentes de la policía científica llevan el caso.

Los sabuesos tratarán de armar las piezas del rompecabezas, para dar con los asesinos del hombre de 36 años.

Además esperan esclarecer el móvil del homicidio.

Sobre la vida del occiso no se supo detalles.

Anuncia con Nosotros