Maniataron pareja para robarla

0
21

Los robos de vehículos se han incrementado considerablemente en los últimos meses en Ciudad Guayana. Cada día, cientos de ciudadanos realizan constantes denuncias por este creciente hecho delictivo, quedando en muchos casos impunes ante la mirada de las autoridades policiales.

Como cada mañana, Carmen Espinoza se levantaba junto a su esposo para ir cada uno a su trabajo. Eran las 6:00 a. m. de ayer cuando la pareja se disponía a sacar la camioneta Toyota Autana, año 1992, de color blanco, placas XUP471, del garaje de su casa ubicada en la urbanización Villa Pavo Real, en Puerto Ordaz, sin esperar que el hampa iba a cambiar el rumbo de los acontecimientos.

SUJETOS ARMADOS

Todo transcurría con normalidad en casa de la familia Espinoza, hasta que el estruendo de unas motocicletas irrumpió la tranquilidad de ambos. De manera casi instantánea, tres sujetos fuertemente armados obligaron a los esposos a estacionar nuevamente la camioneta en el garaje. La escena era confusa para ambos y les tomó algo de tiempo asimilar que se encontraban ante un robo. Carmen, nerviosa, le dijo a su esposo que hiciera caso a las peticiones de los hampones, quienes tenían un solo objetivo, apoderarse del vehículo de la familia, no sin antes hacer de las suyas en la residencia.

Los sujetos armados ordenaron a la pareja descender del vehículo y entrar en la vivienda. Una vez dentro, fueron maniatados para evitar que escaparan, mientras uno de los malhechores ordenaba a Carmen que le entregase las llaves del carro. “Yo no tengo las llaves, las tiene mi esposo”, repetía constantemente de manera nerviosa ante la orden de los ladrones.

El esposo accedió y entregó las llaves de la Toyota, era la vida de ambos o perder su querida camioneta. Tras cometer el robo, los tres sujetos emprendieron la huida en el carro y dejaron a los esposos amarrados. Un vecino se percató de lo sucedido y liberó a los esposos una vez se fueron los criminales.

La familia Espinoza presenció lo que muchas familias viven constantemente en nuestra ciudad. Bandas organizadas que buscan robar vehículos para luego vender los repuestos en el mercado negro, aprovechándose de la crítica situación del país en esta materia.

“MI CARRO NO APARECE”

Luego del hecho delictivo, Carmen se dirigió a la sede del Cicpc para formular la denuncia, pero antes llamó a un programa de radio de la ciudad para informar sobre el robo. A los minutos recibió una llamada que le informaba sobre un vehículo con características similares estacionado en el sector El Manglar, en San Félix. Rápidamente se dirigió al sitio, pero la escena no fue la esperada.

Los vecinos del lugar le informaron que una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se había llevado su carro con destino desconocido, situación que alarmó a Carmen.

“Cuando llegué los vecinos me informaron que mi carro había sido escoltado y llevado a un lugar desconocido por efectivos de la GNB. Eso me preocupó, razón por la cual fui a cada puesto de la guardia en toda la ciudad, pero nadie me da respuesta de donde puede estar mi carro, es decir, está desaparecido a pesar de que ya me habían informado que todo estaba solucionado”.

EXTORSIONADOS

Después del robo y posterior denuncia, Carmen ha recibido llamadas de un celular que le pertenecía, pero que había dejado en el vehículo al momento del robo, el sujeto la ha amenazado constantemente y le ha pedido dinero para poder hacerle entrega del carro.

“Me han pedido una fuerte suma de dinero para entregarme mi carro. Estoy completamente desconcertada porque a pesar de que mi camioneta supuestamente había aparecido, ahora me están pidiendo plata para recuperarla”, sentenció Carmen Espinoza.

Anuncia con Nosotros