Merkel y Hollande defienden una “última oportunidad” para evitar guerra en Ucrania

0
15

Múnich.- La canciller alemana Angela Merkel albergaba dudas ayer sobre el éxito de la iniciativa de paz franco-alemana para Ucrania, considerada por el presidente francés François Hollande como una de las “últimas oportunidades” para evitar la “guerra”.
“No es seguro que esta negociación tenga éxito (…) pero comparto con el presidente François Hollande que vale la pena intentarlo”, afirmó la canciller durante la Conferencia de Seguridad de Múnich.
El viernes ambos dirigentes europeos se reunieron en Moscú con presidente ruso Vladimir Putin para discutir sobre la iniciativa. Tras cinco horas de negociaciones, Hollande y Merkel obtuvieron el visto bueno de Putin para la elaboración de un plan de paz que ponga fin a diez meses de guerra en el este de Ucrania.
“Estoy íntimamente convencida de que este conflicto no puede ser solucionado militarmente. Los avances que necesita Ucrania no pueden alcanzarse con más armas”, dijo Merkel, reiterando así su oposición a una entrega de armas a Kiev.
Por su parte, el presidente francés consideró que la iniciativa de paz franco-alemana sobre Ucrania representa “una de las últimas oportunidades” para evitar la “guerra”. “Pienso que es una de las últimas oportunidades. Si no logramos un acuerdo duradero de paz conocemos perfectamente el escenario, que tiene un nombre y se llama guerra”, explicó el jefe de estado francés.
Las conversaciones continuarán hoy domingo con una conferencia telefónica entre Hollande, Merkel, Putin y el presidente ucraniano Petro Poroshenko.
“Todavía debemos acercar los puntos de vista, razón por la cual habrá ese intercambio hoy domingo. Mientras el objetivo no haya sido alcanzado, mientras el acuerdo no haya sido firmado, hay un riesgo” de fracaso, agregó Hollande.

PROTAGONISTAS DE LA CRISIS
Ayer, la canciller Merkel volvió a entrevistarse con varios protagonistas de la crisis presentes en la Conferencia de Múnich. En una reunión trilateral, tenía previsto conversar con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, y el presidente ucraniano Petro Poroshenko, a quienes presentaría los resultados de esas cinco horas de negociaciones con Putin. Sin embargo, en Moscú no se filtró ninguna información sobre el contenido del proyecto de acuerdo entre Hollande, Merkel y Putin. Por lo tanto, resulta difícil calibrar el éxito de las negociaciones y la viabilidad de un eventual plan de paz.
Tanto Moscú como París, Berlín y Kiev quieren un plan que permita la aplicación de los acuerdos de Minsk de septiembre pasado, el único acuerdo de paz firmado hasta ahora por todos los beligerantes, y que contemplaba un alto el fuego que ha sido violado sistemáticamente.

Anuncia con Nosotros