Nuevamente Alta Vista se convirtió en escenario de represión

0
1603

Este jueves la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se enfrentó una vez más con estudiantes universitarios que marchaban hacia la Plaza Monumento a la CVG.

La convocatoria a marchar fue para este jueves. Desde las 9 de la mañana estudiantes de la Ucab, UBA, Uneg y Unexpo se reunieron en las adyacencias de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), para organizarse. Cinco horas después cuando los manifestantes se encontraban cerca de los centros comerciales Alta Vista I y II, fueron embestidos por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Fue entonces a las 10:30 de la mañana aproximadamente, cuando ya se había formado un nutrido grupo de estudiantes universitarios que tomaron valor para continuar con la jornada de protestas.

La multitud de jóvenes partió acompañándose de gorras, bufandas, tapa bocas, algunos con máscaras antigás, y los que encabezaban la protesta llevaban escudos hechos de cartón, para protegerse de cualquier acción violenta.

Las pancartas tenían escrito “menos tanquetas, más medicinas, no más represión, no más dictadura”.

En el trascurso de la marcha desde la casa de estudio antes mencionada hasta Alta Vista, en distintos puntos estaban varios motorizados de la GNB y la Policía del estado Bolívar (PEB), vigilando la dirección de la movilización.

Mientras los chicos se acercaban a las residencias, muchos vecinos los alentaron y pretendían apoyarlos con cacerolazos, estos respondieron una y otra vez “hay que salir, cacerolas no tumba Gobierno”.

ESTRATEGIAS 

Los manifestantes sabían que su destino hacia a la Plaza Monumento sería impedido por funcionarios de seguridad, como ha ocurrido en otras oportunidades.

Por esta razón quisieron engañar a sus represores. La marcha pasó frente al Palacio de Justicia tomaron la avenida donde está ubicada la Plaza Las Banderas, los motorizados seguían vigilándolos.

Este plan de confundir a los efectivos de la GNB, duró poca más de un hora.

A las 11:45 de la mañana, la manifestación se instaló detrás de Farmatodo – Alta Vista, en ese lugar deliberaron si hacían un “plantón” o continuaban hacia la Plaza Monumento, donde había piquetes de la GNB y cinco tanquetas, esa zona estaba totalmente resguardada.

Avanzaron un poco más, permanecieron cerca de 15 minutos frente al antiguo local Fridays, a pocos metros del cuerpo de seguridad cara a cara con ellos, a la espera de quien se atrevía a atacar primero.

Tras escuchar las consignas, rumores de que había llegado la marcha, dueños de los todos los establecimientos y encargados de los centros comerciales adyacentes cerraron todas sus puertas, recordando el caos vivido en días pasados en el centro comercial AltaVista II y Orinokia Mall, cuando la GNB atacó con bombas lacrimógenas a manifestante que se resguardaron allí.

Ya era mediodía, los estudiantes decidieron retroceder pasando frente a Farmatodo, cruzaron hacia la izquierda donde está ubicado el restaurante de comida rápida McDonald’s, para concentrarse en esta esquina entre el centro comercial Alta Vista I Y II.

REPRESIÓN 

El cuerpo de seguridad replanteó su plan al ver que los jóvenes volvían a cambiar de ruta, movieron tres tanquetas y las estacionaron entre la Clínica Esperanza y el centro comercial Alta Vista II.

A poco metros de las tanquetas tipo ballena, los protestantes colocaron obstáculos con palos y ramas, también quemaron un caucho.

Mientras esto ocurría otras tanquetas se aproximaron cerrando el paso entre Alta Vista I y McDonald’s.

Una vez que rodearon al grupo de estudiantes, los funcionarios iniciaron la represión lanzando bombas lacrimógenas en reiteradas oportunidades. Se escuchaban gritos y golpes.

Muchos curiosos se quedaron encerrados en los centros comerciales para documentar con videos y fotografías el suceso.

Las lacrimógenas llegaron hasta el último piso del centro comercial Alta Vista I, donde también ingresaron varios motorizados de la GNB en búsqueda de “guarimberos”.

PANGAN JUSTOS POR PECADORES

En medio de este escenario son muchos los afectados, no solo los estudiantes que protagonizan las movilizaciones, sino también el ciudadano común que por motivos de trabajo frecuentan la zona de Alta Vista, porque allí se encuentran los centros comerciales más populares.

Entre este panorama de enfrentamientos, se apreció madres con sus niños, personas mayores, empleados, discapacitados tratando de alejarse de esta nueva represión que los tomó por sorpresa.

Trascendió que por esta manifestación hubo varios detenidos. El dirigente juvenil de Voluntad Popular en el estado Bolívar, Samuel Petit, y al menos cuatro estudiantes.

También un joven que no tenía nada que ver con la protesta, quien iba caminando en compañía de una chica por el sitio donde estaban motorizados de la GNB, es decir, a pocos metros de la Clínica Esperanza.

Se conoció que el ciudadano se dirigía a su lugar de trabajo en Orinokia Mall, pero por la manifestación el trasporte público se desvió y tuvo que caminar para poder laborar.

Los funcionarios hicieron caso omiso a su explicación, le quitaron el teléfono, lo agredieron físicamente sin compasión, lo montaron en una motocicleta, pero luego lo obligaron a meterse en una de las tanquetas, así lo  contaron testigos que se encontraban resguardados en locales cercanos.

AFECTADOS

Residentes de Alta Vista aunque no participen en las protestas también son afectados, tal es el caso de la Torre Guayana, donde lograron llegar las bombas lacrimógenas lanzadas por efectivos de GNB.

Otros perjudicados son los usuarios del transporte público, que también por motivo de trabajo tienen que dirigirse diariamente a esta zona, y debido a las trancas y manifestaciones las rutas de las unidades de trasporte son cambiadas o dejan de laborar.

En un comunicado a través de las redes sociales, Transbolívar informó que debido a sucesos irregulares suscitados este jueves en Alta Vista debió suspender temporalmente el servicio.

Anuncia con Nosotros