Nuevas protestas contra Dilma Rousseff recorren Brasil

0
13

Al menos 274.000 personas manifestaron en más de cien ciudades del país, según la policía, mientras los organizadores calcularon unos 490.000 manifestantes, informó el portal de noticias G1 de Globo.

No obstante, faltan aún las cifras de Sao Paulo, donde tuvo lugar la mayor protesta del 15 de marzo. En esa fecha, la policía dijo que hubo un millón de manifestantes en Sao Paulo, pero la encuestadora Datafolha aseguró que eran 210.000. En todo el país, el cálculo fue de al menos un millón de manifestantes.

En Brasilia marcharon unas 25.000 manifestantes en clima festivo y familiar, entre skaters y vendedores ambulantes con carros de comida humeante. La multitud es prácticamente la mitad que en la marcha anterior, dijo a la AFP la policía militar, aunque los organizadores aseguraron que eran unos 50.000.

En Rio de Janeiro, la multitud frente a la soleada playa de Copacabana parecía ser menor que los 15.000 manifestantes del mes pasado. La policía de Rio y los organizadores se negaron a arriesgar una cifra, pero la prensa brasileña dio cuenta de unas 10.000 personas.

INDIGNACIÓN

“Vinimos por todo lo que está sucediendo en Brasil y este gobierno no está haciendo nada. El pueblo tiene que mostrar persistencia y manifestar su indignación, su insatisfacción”, dijo a la AFP una de las manifestantes en Brasilia, Dianira Loubet, instructora de yoga de 75 años.
Un sondeo de Datafolha mostró el sábado que el 63% de los más de 2.800 consultados estaba a favor de abrir un juicio político contra la presidenta por el caso Petrobras, aunque también una mayoría (64%) cree que, aún en ese caso, Rousseff tampoco sería apartada de su cargo.

CRISIS

“Es muy difícil sacar una multitud a las calles todos los meses. No es algo menor y la falta de liderazgo (…) lo dificulta aún más”, dijo a la AFP André Cesar, analista político de Brasilia.

Trece senadores, 22 diputados, dos gobernadores, el tesorero del PT y exfuncionarios son investigados por la corrupción en Petrobras, que movió unos 4.000 millones de dólares en la última década.

Rousseff, con la popularidad casi por el piso, enfrenta asimismo dificultades tanto en los frentes político como económico, con una economía casi estancada y una inflación que alcanzó el 8,13%.

Anuncia con Nosotros