Odor se gana el puesto

0
8

Surprise, Arizona.- El segunda base de los Rangers, Rougned Odor, se sometió a una endodoncia el lunes. Una cirugía oral de esas características puede convertirse en una experiencia poco placentera para muchos, pero no para el venezolano.

“Al muchacho no le asusta nada”, dijo el torpedero venezolano de Texas, Elvis Andrus. “No le teme a nada”.
Los Rangers se percataron de ello la temporada pasada después de subir a Odor al equipo grande el 8 de mayo. Odor tenía 20 años de edad en ese entonces, el pelotero más joven en las Mayores. Al igual que con la endodoncia, el venezolano enfrentó el reto sin temor.

“¿Por qué?’, dijo Odor. “El béisbol es el mismo. He venido jugando béisbol toda mi vida. ¿Por qué debería atemorizarme”.

Bueno, el nivel de competencia en Grandes Ligas podría ser considerado por muchos mayor al de Doble-A Frisco y la Liga de Texas. Pero a Odor eso no le quitó el sueño.

“El muchacho no jugó como un novato”, comentó el antesalista dominicano de los Rangers, Adrián Beltré. “Tuvo la capacidad y se adaptó muy bien a este nivel. No le teme a nada. Confía en sí mismo y trabaja duro. Sabe que tiene que dar lo mejor de sí para permanecer aquí. La manera en que juega demuestra que desea quedarse”.

BUENOS NÚMEROS
Odor vio acción en 114 juegos y registró promedio de .259 con 14 dobles, siete triples, nueve jonrones y 48 carreras remolcadas. Tuvo algunos problemas a la defensa, ya que cometió nueve errores en sus primeros 78 encuentros. Pero Odor no volvió a pifiar en sus últimos 33 partidos, mientras que convirtió 28 doble plays.

“Aprendí bastante, eso se lo puedo asegurar”, enfatizó el oriundo de Maracaibo.

Al final de la campaña, el novato bateaba tercero en el orden de un equipo que ganó 14 de sus últimos 22 juegos. Odor no bateará de tercero en el lineup esta temporada ahora que el surcoreano Shin-Soo Choo y Prince Fielder están sanos, al menos no desde el inicio.

El lugar que Odor ocupará en la alineación sigue siendo un misterio. Existen varias posibilidades para un jugador que está en ascenso y que todavía podría estar lejos de alcanzar todo su potencial.

“Parece que está aprendiendo a controlar mejor la zona de strike”, señaló el manager de los Rangers, Jeff Banister. “Ha demostrado que puede hacer swing y en ocasiones volarse la barda. Sabe darle la pelea a los pitchers zurdos. Creo que eventualmente si no se queda en la parte alta del lineup, podría ser colocado en un puesto de producción como un segunda base ofensivo. Su poder te toma desprevenido”.

Eso no está nada mal para un jugador que continúa desarrollándose físicamente y ganando experiencia a un alto nivel. Después de todo lo que se ha especulado esta primavera acerca de los potenciales órdenes al bate, Odor podría cambiar la forma de pensar de algunos al superar las expectativas.

Publicidad
Anuncia con Nosotros