Se quitó la vida con un disparo en la sien

0
15

La mañana de ayer familiares de Julián Rafael Moreno de 77 años, quedaron atónicos al ver el cuerpo sin vida del hombre, tendido en la cama. Un impacto de perdigón de una escopeta, a la altura de la sien, lo mató de manera instantánea.

Las dos mujeres que habitan en la residencia no vieron nada anormal, ni escucharon el disparo y cuando se levantaron observaron la triste escena.

Los rumores que corrían en la boca de los vecinos de la calle Capitolio del sector Clorindo Manuel Pirelys de El Roble, indicaban que el hombre le daba mala vida a su familia. Al parecer Julián maltrataba físicamente a su esposa Luisa Crecencia Urbáez de 52 años y a sus dos hijos de 32 y 35 años, siendo el mayor de condición especial.

Moradores señalaron que el hombre en reiteradas oportunidades se embriagaba y le pegaba a sus hijos, por lo que tenían que pedir posada en casa de los vecinos cercanos. Situación que cada día se tornaba más tensa e insoportable.

Se conoció que hace aproximadamente dos meses Julián, estaba ahogando a su hija en la poceta, por cuya situación la madre e hija lo denunciaron.

Residentes de una casa cercana informaron que se acostaron a las dos de la madrugada y no escucharon ningún disparo, sin embargo otra habitante señaló que a las cuatro escuchó el sonido de un arma de fuego.

Lugareños coincidieron que “quizás, Julián quiso acabar con el sufrimiento de él y su familia y por eso tomó esa drástica decisión”.

Autoridades policiales comenzaron las pesquisas e interrogatorios a los familiares, para descartar un posible homicidio.

Anuncia con Nosotros