¿Subsidio cárnico?

0
22

De la urgente necesidad de revisar concertadamente la política cárnica en Venezuela, da cuenta la situación actual de altísimos precios corrientes de la carne al detal y precios controlados del ganado por debajo del costo de producción. Esto mientras todo lo que en materia de precios controlados se determina, es en función de las importaciones de ganado y carne que principalmente se realizan desde Brasil utilizando hasta recientemente el cambio Cencoex de 6,30 Bs/US$.

Así productores y consumidores están siendo muy perjudicados. Los productores como víctimas de los controles y la competencia desleal; los consumidores pagando más de 1.000% el costo FOB de la carne importada. En este escenario la dependencia cárnica es enorme en las importaciones, ignorándose la relación del tiempo del proceso biológico que envuelve la producción ganadera a las decisiones económicas del productor dependientes de costos y precios, de la tecnología y del entorno favorable o no a la producción.

Dadas las restricciones de oferta líquida de divisas junto al disparo cambiario, las importaciones de ganado y carne al cambio de Bs. 6,30 no son sustentables. Logrando además los importadores los mismos precios controlados que el productor nacional, entonces plantean lucrarse de un subsidio cárnico por 120 días de transición a la nueva realidad cambiaria. Se entiende entonces porqué el sector productor ganadero no puede estar de acuerdo con semejante prebenda a los importadores. Como si fueran pocos los miles de millones de dólares a Bs. 4,30 y Bs. 6,30 que han recibido para las importaciones de ganado y carne en todos estos años. Esto mientras a la ganadería se condenó a muerte con despojos agrarios y control de precios de sus principales productos: el ganado, la carne, la leche y el queso.

Por todo esto para posibilitar el rescate de la producción y asegurar la oferta de carne, se necesita es liberar el mercado no subsidio cárnico. Así la libre oferta y demanda abastecerá a los consumidores a los mejores precios que en sana competencia e igualdad de condiciones, logre la producción nacional frente a la oferta importada. Y con respecto a los consumidores sociales, la ayuda focalizada es la mejor garantía de su acceso alimentario y así debe implementarse.

Anuncia con Nosotros