Una mujer al mando para sacar a Croacia de la crisis económica

0
32

La conservadora Kolinda Grabar Kitarovic se convirtió este lunes en la primera mujer jefe de Estado de Croacia, elegida la víspera por un voto de castigo a la incapacidad de los socialdemócratas para sacar al país de la crisis.

Desafiando los pronósticos, la exministra de Exteriores (2005-2008) se convirtió a los 46 años en la primera mujer de los Balcanes elegida presidenta por sufragio universal. La presidenta de Kosovo, Atifete Jahjaga, había sido elegida por el parlamento.

La victoria de Grabar Kitarovic “se explica por la inmensa insatisfacción frente a las autoridades y a un gobierno incapaz”, escribía el lunes el influyente diario Jutarnji List, ironizando sobre el hecho de que el primer ministro socialdemócrata, Zoran Milanovic, le haya “regalado” la presidencia a los conservadores.

“La crisis económica económica ha sido como el viento en popa” por la candidata conservadora”, subrayó el analista político Zarko Puhovski.

Admitiendo la derrota, el jefe del gobierno admitió que el poco éxito de las medidas económicas impulsadas por su gabinete era una “carga” para el presidente saliente.

Con el 50,7% de los votos, Grabar Kitarovic se convierte en la cuarta jefa de estado desde la independencia en 1991 de esta exrepúblicxa de la antigua Yugoslavia, venciendo al socialdemócrata Ivo Josipovic, jurista de formación y compositor de música clásica, dado por favorito antes de la primera vuelta.

“Prometo que Croacia será un país próspero y rico, uno de los países más desarrollados de la Unión Europea y del mundo”, aseguró la nueva dirigente, que asumirá su cargo el 19 de febrero.

Pero la misión no será fácil, dado que la función presidencial no tiene atribuciones en el campo de la economía, y por la dificultad de obtener resultados a corto plazo.

– Los conservadores quieren ganar las legislativas –

Según la constitución croata, el presidente de este país de 4,2 millones de habitantes tiene poderes limitados. Es comandante de las fuerzas armadas y gestiona la política extranjera.

Croacia lleva en recesión casi permanentemente desde 2008. La deuda pública representa el 80 % de PIB, y este podría volver a retroceder en 2014 entorno a un 0,5 %. El paro roza el 20% y entre los jóvenes el 50%.

Los conservadores de la Comunidad Democrática Croata (HDZ) quieren aprovechar esta situación y reforzarse de cara a las legislativas previstas a finales de 2015.

Josipovic, tercer presidente del país desde su independencia en 1991, fue elegido en 2010 para un primer mandato en el que prometió acabar con la corrupción.

La nueva presidenta llamó a sus compatriotas y a la clase política a mostrar “unidad”, pero en realidad, deberá convivir con un gobierno de izquierda que le es hostil.

Durante la campaña, los socialdemócratas calificaron al HDZ de “asociación criminal” y a sus responsables, de “bandidos”, asegurando que con ellos volvería la corrupción de la que se acusaba a los conservadores cuando perdieron en 2011.

El propio partido fue condenado en 2014 por financiación ilegal mientras estaba en el poder, y la justicia ordenó la restitución de 300 millones de euros.

Anuncia con Nosotros