18 universidades públicas mantendrán paro indefinido

0
110

Una cruda realidad golpea a los profesores universitarios en Ciudad Guayana y en el resto del país. Las condiciones económicas, el tema de la inseguridad, las desmejora de las instalaciones de las universidades públicas y la falta de transporte para los estudiantes, son los motivos por las cuales la Federación de Asociación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), decidió irse a paro indefinido hasta tanto el gobierno nacional no resuelva los problemas dentro de las casas de estudio. Un total de 18 universidades pública acataron el llamado al paro, enfatizan que el paro es totalmente democrático y pacífico, sin ningún acto de violencia o desestabilización.

El profesor y presidente Apuneg, Raúl Brito, aseguró que el paro de profesores seguirá hasta tanto no se resuelvan los problemas que padecen las universidades en todo el país, además de los sueldos y salarios que no se ajustan a la realidad en Venezuela.

«Para nadie es un secreto que las condiciones de las universidades públicas no están marchando bien. El sistema de transporte es pésimo, los estudiantes no cuentan con unidades de transporte que sean de calidad, aunado al tema de la inseguridad que preocupa a toda la colectividad universitaria. Los profesores han sido víctimas de robos, no pueden llevar sus carros a las universidades porque les roban la batería, los cauchos, rompen los vidrios y se llevan las computadoras, las laptops y todo lo que sea de valor. Es una terrible realidad que estamos viviendo dentro de las instalaciones educativas», expresó Brito.

Sistema de alimentación
El presidente de Apuneg manifestó que los estudiantes no reciben una alimentación adecuada, pues muchas veces los alimentos están contaminados, llenos de gusanos. «Hemos tenido casos de estudiantes que reciben la comida con gusanos, contaminadas. Esta es una realidad que se vive en la universidad; una emergencia que debe ser tratada por los entes del gobierno».

Brito no descartó la preocupación del gobierno nacional por la situación de las universidades públicas en el país, pero aseguró que los discursos del presidente están lleno de odio y siempre guiados a desfavorecer o mal poner a los profesores universitarios. «Queremos reafirmar que este paro es de forma indefinida, no es un acto de guarimba ni de violencia colectiva. No estamos incitando a una revuelta social, solo estamos exigiendo que se nos cumplan nuestros derechos y que los sueldos sean acorde a la realidad que se vive en el país. Las condiciones laborales de un profesor deben ser reconocidas como tal».

Sueldos no acordes a la realidad
La junta directiva de Fapuv exige un aumento salarial, ajustado a la realidad económica que se vive en el país. El aumento que otorgó el gobierno nacional a los profesores universitarios no alcanza para vivir. «El profesor universitario ganaba 10 mil bolívares en el año 2014, con el aumento llegó a 23 mil bolívares, pero dígame usted cómo un profesor puede vivir con un sueldo como éste, cuando una sola camisa te sale en 20 mil bolívares. Obviamente que esta situación obligó que todos nosotros no fuéramos a paro indefinido, como una manera de protestar por unos salarios dignos», expresó Brito.

Carta a la defensoría del pueblo
La junta directiva de Fapuv, informó que el día miércoles irán a la defensoría del pueblo a introducir una carta, donde exigen el respeto de la contratación colectiva, ya que algunas universidades han violado los reglamentos agregando a más estudiantes en el pensum, perjudicando así la calidad educativa que imparte un profesor universitario.

Los representantes de Fapuv conjuntamente con el presidente de la Apuneg, Raúl Brito, manifestaron que esta decisión de paro será acatada en 18 universidades a nivel nacional. Desde la Simón Bolívar hasta la Universidad Central de Venezuela (UCV). «Este es un problema que nos afectan a todos por igual. Alzamos nuestras voces para que se nos oigan y se nos resuelvan los problemas que estamos atravesando actualmente», finalizó Brito.

Paro de puertas abiertas
Aunque la decisión de profesores universitarios es de parar las actividades académicas en medida de protestas, aseguran que las puertas de las universidades no se cerrarán, los estudiantes podrán ir a disfrutar del campus pero no a ver clases. «Nuestra medida es alejada de la violencia, no queremos cerrar la universidad por completo. En nuestra decisión no está planteada la acción de quemar cauchos o cerrar avenidas. Es protestar de manera pacífica como está contemplada en la constitución», expresó Raúl Brito.