20% aumentó incidencia de pacientes cardiológicos

0
398

El jefe del servicio de Cardiología del hospital Ruiz y Páez, Henry Rodney, afirmó que «para lograr un corazón sano debemos cambiar el estilo de vida, dejando de lado la mala alimentación, el sedentarismo, el consumo de tabaco y alcohol. Recordemos que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de morbimortalidad en el país».

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «las enfermedades cardiovasculares se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos, entre ellos las cardiopatías coronarias (ataques cardiacos), las enfermedades cerebrovasculares (apoplejía), el aumento de la tensión arterial (hipertensión), las vasculopatías periféricas, las cardiopatías reumáticas, las cardiopatías congénitas y la insuficiencia cardiaca».

El galeno manifestó que la educación para la salud en la casa y en la escuela, la aplicación de estrategias institucionales para llevar a cabo programas orientados a informar los mecanismos de prevención, y el rol que cumplen los medios de comunicación, son aspectos que se necesitan aplicar con fuerza para disminuir la cantidad de casos existentes, al menos en el estado Bolívar.

«Si bien el Día Mundial del Corazón es una vez al año, debemos cuidar la salud los 365 días. Vemos con preocupación que de 3% a 5% de los pacientes que tenemos en el servicio son niños, y sus patologías cardiovasculares son adquiridas, no congénitas. Presentan por lo general diabetes y obesidad, y esto es alarmante», puntualizó Rodney.

Y agregó que las nuevas normas alimenticias en las cantinas escolares, establecidas en Gaceta Oficial, «pudieran ser una ayuda pero a la larga no darán resultados porque son medidas de presión. Al contrario, se necesitan medidas de educación y ello empieza en el hogar con el ejemplo que dan los padres, después en la escuela con el modelo de los maestros. Esta es la única manera de generar cambios sociales».

CIFRAS PREOCUPANTES

César Pérez, cardiólogo adjunto al servicio, informó que del año pasado a este 2015 se ha incrementado en 20% la cantidad de pacientes atendidos. «Esto es porque no hay prevención, no hay conciencia, y para contrarrestarlo se deben impulsar los programas de salud con políticas coherentes para que a largo plazo den frutos».

Hipertensión e infarto al miocardio son las principales patologías que cursan los pacientes atendidos en el Ruiz y Páez, los cuales provienen no sólo del estado Bolívar sino de Amazonas, Anzoátegui, Monagas, Delta Amacuro, Nueva Esparta, Sucre, Guárico.

Pérez indicó que en un año pueden llegar de 4 mil a 6 mil pacientes por primera consulta, «estadística que debe llamar a la reflexión tanto a los pacientes para que desde su hogar cambien el estilo de vida, como a las autoridades para que dinamicen los programas dirigidos a llevar educación para la salud».

No todo es negativo.
Gracias al desempeño del equipo que labora en el servicio de Cardiología, a través de la acción terapéutica, se ha disminuido la mortalidad por enfermedades coronarias en 5%.
Asimismo, este mes se han implantado 12 marcapasos y la próxima semana se tiene previsto colocar cuatro. Las áreas de diagnóstico, métodos no invasivos y consulta externa están funcionando normalmente, así como la prueba de esfuerzo y colocación de holter.

El Dr. Henry Rodney explicó que este año han tenido dificultades en la realización de angioplastias y colocación de Stent (prótesis coronarias) debido a un problema mecánico del equipo de hemodinamia, en el cual se está trabajando para solucionar lo más pronto posible.

Pero más allá de lo que pueda ofrecer el servicio, el galeno recordó que la prevención primaria es más barata que curar, la cual está basada en una dieta nutritiva, practicar ejercicio, evitar el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol.