32 años con la chispa Ducan encendida

0
698

Carlos Caballero,oriundo de Guiria, estado Sucre, llegó a la ciudad de Puerto Ordaz en enero de 1988 en busca de nuevos horizontes, atendiendo el llamado de las Industrias Básicas instaladas en Guayana.

Fue un 8 de agosto de 1989 que consigue ingresar como vendedor a Duncan. Desde ese momento hasta el día de hoy han transcurrido 32 años de servicio y de una vida feliz, dedicada al trabajo, gracias  al ambiente de familiaridad que existe en el equipo, como parte de la norma, la prioridad, preocupación y asistencia de la empresa por su gente.

A pesar de las situaciones por las que ha pasado la empresa, hoy día la organización abastece el mercado nacional y compite con las mejores marcas a nivel mundial.

Carlos Caballero cuenta que durante años ha disfrutado de su trabajo y de camadereria de sus compañeros, así como la de sus superiores, allí en su lugar de trabajo ha encontrado  hermanos que le ha dado la vida, ahijados y clientes que han aumentado su lista de amigos y que le han cambiado el nombre, pues cuando lo ven en la calle le gritan ¡epa Ducan!

Se llena de orgullo al decir que pertenece a un gran grupo empresarial llevando la chispa Duncan por doquier.