60- La Escuadra y el Compás

0
80

Cinco condiciones para recibir la Iniciación Francmasónica
Sol de Guayana 218
La Masonería es una institución filosófica, filantrópica y progresista cuyo máximo objetivo es estimular el perfeccionamiento moral e intelectual de hombres y pueblos buscando obtener la fraternidad universal; o más escuetamente, es una escuela formativa de hombres.

La primera condición que se requiere es la Inteligencia, porque la Francmasonería no quiere soldados ciegos o ignorantes que marchen a impulsos de la voluntad ajena, ni cuando se les diga: Marchad!; los integrantes de la Francmasonería no son máquinas, tienen una misión que desempeñar, y es preciso que ellos la comprendan bien y que sepan si pueden consagrarse a ella.

 

No es el Fanatismo lo que valora la Orden; es el sentimiento del deber apoyado sobre la Razón lo que debemos cultivar para ser hombres útiles a la sociedad.

 

La segunda condición exigida es la Rectitud, porque no queremos sendas tortuosas, ni actos que la conciencia pueda reprobar; el fin es noble y grande, y es preciso marchar hacia él sin titubear. No queremos capitulaciones con la conciencia, ni restricciones mentales, debemos ser equitativos y rectos en todos nuestros actos, pues la Francmasonería no quiere triunfos comprados por medios ilícitos; queremos rectitud en la vida privada y rectitud en la vida pública, regla invariable del iniciado en todas las ocasiones y en todas sus circunstancias.

 

La tercera condición que debe tener el iniciado es el Valor. ¿Por qué hemos de ocultar a los masones los peligros a que pueden estar expuestos, los odios que contra ellos se suscitan y las persecuciones de que puedan ser objeto? En la lucha siempre viva, que algunas veces tratan de sostener por sus ideales, se necesita valor para soportarla; el Valor es indispensable.

 

La cuarta condición que se impone es la de la Prudencia, pues si el Valor es siempre necesario, no lo es menos la Prudencia, no es justo que al exponer su reposo, su fortuna y su vida expongan las de sus hermanos por una indiscreción. La Francmasonería no quiere fanfarronadas, ni demostraciones inútiles o vanidosas, ella necesita de ese Valor reflexionado que va siempre a un punto trazado y sin arrojarse locamente a empresas fútiles. La Orden quiere que se esparza el Ideal, que se fecundice sin descanso ni treguas y cuando el momento de la oportunidad se presente se haga triunfar, pero no quiere que suenen las trompetas de la victoria sin haber llegado la hora de recoger los laureles.

 

La quinta condición que ha de adornar al buen Francmasón es el Amor a la Humanidad, piedra angular del edificio que está obligado a levantar: ¡Amor a la humanidad! Es a ella a quien todo debe consagrarse, ¡Atrás el egoísmo! ¡Fuera los pensamientos de personalidad! ¡El Francmasón debe inclinarse ante el interés general! , lección sublime en que se enseña a que todo sentimiento individual debe absolverse en el amor a la humanidad y que el bienestar de los hombres es el único objeto de los esfuerzos constantes del verdadero Francmasón.
HISTORIA FILOSÓFICA DE LA FRANCMASONERÍA.

 

Preguntas Frecuentes

¿La Masonería es una religión?

 

De ninguna manera. No está afiliada ni puede afiliarse a ninguna religión determinada, ni compite con ellas.
¿Es atea?

Tampoco. La Masonería reconoce la figura del Gran Arquitecto del Universo como SIMBOLO de las supremas aspiraciones e inquietudes de los hombres que anhelan captar la esencia, el principio y la causa de todas las cosas.

¿Por qué en la Masonería no hay mujeres?

La Masonería está esparcida por todo el mundo y en cada lugar adopta las costumbres y tendencias del medio que sean compatibles con sus principios. Así, está generalizada en todas partes la Masonería masculina, lo que no impide que en algunos países se practique la Masonería mixta y/o la femenina.

logiasoldeguayana218@gmail.com