7 mil farmacias reciben dólar a 6,30 para traer medicinas

0
125

El Gobierno nacional ha entregado dólar a 6,30 bolívares a diversas droguerías en el país para que se distribuyan medicamentos a siete mil farmacias, pero el ministro de Salud, Henry Ventura asegura que hay grandes laboratorios que desaparecieron los medicamentos regulados.

Dijo que el negocio de la industria farmacéutica no es la producción sino el dólar a 6,30 bolívares. «Vamos a defender la divisa oficial para alimentos y medicinas».

Lo que ha dicho la oposición sobre la escasez de medicamentos para Ventura es una mentira, pues señaló que en el país hay siete mil farmacias que hasta ahora no han cerrado las puertas. Aseguró que el Siamed es un mecanismo que busca determinar si el usuario adquiere medicina genérica o de marca.

Ventura expresó que el Gobierno nacional garantizará la salud y el dólar a 6,30 bolívares para la medicina, no para hacer negocios.

SOLO SE HAN IDO 320 MÉDICOS

El ministro Ventura, desmintió a la Federación Médica Venezolana –FMV- que asegura que desde 2003 se han ido del país más de 10 mil médicos. «De este país no se han ido15 mil 300 médicos, se han ido 320 médicos en 6 años y la mayoría para hacer postgrados y luego se devuelven» y recalcó que las cifras emitidas por el presidente de la FMV, Dougas León Natera, son falsas. «Todo lo que diga Douglas León Natera no goza de credibilidad, primero porque no va a los hospitales, trabaja en dos hospitales y una clínica y tiene 20 años de permiso y por eso da esa cifra».

Ventura asegura que para poder ejercer la medicina fuera del país, el profesional debe pasar por la Contraloría Sanitaria donde sus documentos son sellados y en la Cancillería se le apostilla el título.

Sobre el problema del desabastecimiento de medicinas, explicó que el gobierno decidió crear el Sistema Integral para el Acceso a los Medicamento -Siamed- para cotejar las divisas otorgadas con la cantidad de medicinas producidas en el país que llegan a las farmacias. «Aumentaron las ventas y las ganancias pero disminuyeron la producción y eso tenemos que revisarlo con el Siamed».

Insiste en que el nuevo sistema no es coercitivo. «No coarta ni discrimina, da facilidad y acceso pues montamos un sistema que nos dice cuál es el medicamento que consume la población, qué medico lo está indicando y en que farmacia se está afiliando».