¡A 209 años de su primera izada!

0
94

Fueron muchos los intentos antes de llegar a la ideal. Después de sus traspiés, había conseguido materializar el simbolismo que solo su cabeza lograba entender en la costura. Fue así, como en 1801 el general Francisco de Miranda confeccionó el símbolo que representaría a la República de la Gran Colombia en su Proclama a los pueblos del continente colombiano. De ahí nació la Bandera Madre, con tres franjas de igual proporción: amarillo azul y rojo, significando, en ese momento para Miranda, libertad y patria.

Luego de su viaje a Nueva York, sobre aguas haitianas, el general realizó la primera izada naval del actual símbolo patrio el 12 de marzo de 1806. De ahí, que para la historia de Venezuela se considerada esta, una fecha solemne, digna de conmemoración.

Para 1811, por orden del Poder Ejecutivo republicano fue izada oficialmente la Bandera Nacional en el cuartel San Carlos de Caracas, y luego ondeada en la hoy plaza Bolívar, de Caracas.

CAMBIOS DE REVOLUCIÓN

En el 2006, el fallecido expresidente de la República, Hugo Chávez, alegó que el verdadero Día Nacional de la Bandera correspondía al 3 de agosto, ya que fue en esa fecha, en 1806, cuando Miranda pisó tierras venezolanas, en aquella colonial Vela de Coro, estado Falcón, donde izó el pabellón nacional.

A partir de ese año, a través del Decreto N° 4.754 emitido por la Presidencia de la República, la celebración del Día de la Bandera, luego de 52 años, cambió al 3 de agosto de cada año.

AÚN CUESTA

Para algunos guayaneses, adaptarse al cambio ha sido difícil, aun cuando ya han pasado nueve años desde la aprobación por parte del Poder Ejecutivo. «Era innecesario, con una explicación en los libros de historia bastaba», aseguró por las calles de Unare, José Ramón Matos. «Pienso que para las nuevas generaciones no será tan difícil, pero para uno, que ya tenemos años encima, cuesta resetear el disco duro (…) es como si te cambiaran una fecha de tu noviazgo por la de la primera vez que te vieron, es absurdo», agregó.

Para Carlos Gutiérrez, el cambio de la fecha es algo que no debía suceder, ya que «en Venezuela había muchos otros problemas de los cuales preocuparse». «El difunto logró cambiar la historia, manipularla hasta el punto de reescribirla», acotó Gutiérrez.

Por otro lado, para Anita del Valle Solórzano, «es algo sin importancia, lo único que buscó fue hacer bulla, y después de tanto tiempo sigue dando de qué hablar, aun cuando ya no importa», expresó con cierto desdén la ama de casa y madre de tres hijos, que ya están adaptados a la nueva fecha.

Hasta el mismo Chávez, para el 3 de agosto de 2011 en su alocución nacional expresó con cierta rareza que ningún periódico había reflejado entre sus páginas la conmemoración de tal fecha.

NUEVA GENERACIÓN

Para la pequeña Camila Victoria González, el Día Nacional de la Bandera no tiene importancia, ya que cuando se celebra su escuela ya ha dado vacaciones. «En mi colegio nunca hacen nada de eso, solo la vemos cuando cantamos el Himno Nacional, en los lunes cívicos, pero ya no más», especificó la niña de 10 años, cursante de 4° grado, en una institución pública de la comunidad de Guaiparo, en San Félix.

De igual forma, Mauricio Castro, estudiante de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), aseguró que en sus tiempos la escuela en la cual estudiaba preparaba una celebración especial para el Día de la Bandera. «A veces eran actos, otras veces salíamos a darle la vuelta a la manzana todos los chamos de primaria con un poco de banderitas, y era fino, pues (…) Eso hacía que te sintieras más identificado con los símbolos patrios, cosa que creo, no pasa ahora».

Hoy, luego de 209 años, pese al cambio de fecha, se sigue celebrando el día en que Miranda ondeo la Bandera Madre, esa que sería el patrón de construcción de la que es actualmente nuestra Bandera Nacional.

MÁS CAMBIOS

Para el 21 de agosto de 2006 también se realizaron otras modificaciones a los símbolos patrios, además del cambio de fecha del Día Nacional de la Bandera. Entre ellos están: el anexo de la octava estrella a la franja azul, esto debido a que el 20 de noviembre de 1817, el Libertador Simón Bolívar ordenó la inclusión de este símbolo, sin embargo, el decreto no se hizo efectivo.

Esta estrella representa a la provincia de Guayana que, para ese entonces, sirvió de asiento a la República en el Congreso de Angostura.

De igual forma, el Escudo de Armas fue modificado: el sentido del caballo blanco pasó de derecha a izquierda y el nombre de República de Venezuela, pasó a República Bolivariana de Venezuela.