A la futura sede de la Orquesta Sinfónica Juvenil se la tragó la maleza

0
107

El terreno está en completo abandono, por lo que autoridades de la organización musical hacen un llamado a los entes gubernamentales para que se encarguen de recuperar este espacio

En la avenida La Rivera yacen los restos de lo que sería la futura sede de la Orquesta Sinfónica Juvenil deltana. Según se pudo conocer, la compañía contratante, una empresa foránea que se encargaría de levantar la infraestructura, subcontrató a una contratista deltana y luego desapareció, dejando la obra en el abandono.

Asimismo, otra de las versiones que se conoce del caso es que, luego de algunos estudios del terreno, se determinó que el mismo carecía de ciertas condiciones requeridas para hacer el levantamiento de la edificación, por lo que se espera el inicio de un nuevo proyecto, del cual hasta la actualidad solo existe un plano digital que no se ha desarrollado por falta de presupuesto.


El terreno propiedad de la Orquesta Sinfónica, ubicado en la avenida La Rivera con salida en la avenida Casacoima, actualmente luce deteriorado y lleno de maleza, lo que contribuye a que el lugar se preste para que los malhechores hagan de las suyas y se escondan aprovechando la altura del matorral.
En vista de esta situación, representantes de la Orquesta hacen un llamado a las autoridades deltanas para que visiten el lugar, ya que consideran necesario hacer el respectivo análisis del terreno que posteriormente aclare las dudas de los integrantes de la organización cultural, acerca del desarrollo de la sede de la Sinfónica.

Músicos «nómadas»
La Orquesta Sinfónica Juvenil deltana, constituida hoy en día por cerca de 1000 niños y adolescentes, y con un cuerpo profesoral emergido de sus filas, espera por una sede propia, para evitar continuar ensayando como «nómadas» en distintos lugares no aptos para el desarrollo musical.