Abatido «El Josmita» durante enfrentamiento con la PEB

0
194

Tumeremo.-Cerca de las 6:00 de la mañana de ayer, el conocido antisocial apodado «El Josmita» resultó abatido por una comisión de la PEB, luego de un intercambio de disparos y persecución en caliente, en la que resultó un efectivo policial herido al recibir un balazo en el chaleco a la altura del abdomen, incautándose un arma de fuego y una moto donde se desplazaba el ahora occiso.

La información fue aportada por el supervisor agregado de la PEB Orlando Navarro, coordinador de operaciones del Centro de Coordinación Policial N° 7 (CCP7), quien explicó que el procedimiento se inició en la avenida Sifontes, cuando una patrulla policial se encontró de frente con dos motos, en la cual se desplazaban cuatro jóvenes, quienes abrieron fuego contra la unidad, siendo repelidos de inmediato, iniciándose una intensa persecución.

Agregó el alto jefe policial que durante el intercambio de disparos entre los delincuentes y los representantes de la fuerza pública resultó herido un efectivo, al recibir un disparo a la altura del abdomen, balazo que fue retenido por el chaleco, produciéndole un hematoma en la piel. Aseguró que el antisocial que disparaba lo hacía con dos armas de fuego, una pistola con ráfaga y un revólver, calibre 38 mm, éste último fue incautado al lado del cuerpo, así como la moto sincrónica de color amarillo donde se desplazaba.

IDENTIDAD DEL OCCISO

Navarro identificó al delincuente que se enfrentó a tiros con la PEB como Josman Oriel Granados Ara, de 17 años de edad, nacido en la localidad y residenciado en el callejón Natividad del sector Villa Felicidad, quien recibió un disparo a la altura del parietal derecho, quedando mal herido, siendo llevado al hospital «Dr. José Gregorio Hernández», falleciendo durante su traslado al centro asistencial. Estaba señalado como un peligroso líder de una banda armada, integrada en su mayoría por adolescentes.

LUGAR MUY CONCURRIDO

Al lugar del hecho llegaron comisiones de la PEB, GNB y CICPC, quienes dispusieron su traslado desde la morgue del nosocomio al Instituto de Ciencias Forenses de Ciudad Guayana para la necropsia de ley y la devolución a sus padres. La policía científica colectó experticias de interés criminalística, declaró el propietario del taller automotriz y personas que se encontraban en el sitio donde cayó el adolescente. Cientos de habitantes de los sectores Sifontes I, II, III, San Isidro y Negro Primero se acercaron al taller, pero no pudieron llegar al charco de sangre donde cayó el joven hasta después que se retiraron los sabuesos del CICPC.

DELITOS RELACIONADOS

Se conoció que el occiso estaba implicado en decenas de asesinatos cometidos en Tumeremo, entre ellos el del comprador de oro de la calle Dalla Costa; la muerte de los dos hermanos a unos 150 metros del lugar, el GNB y el moto taxista; los heridos de la calle Bolívar a una cuadra de la sede de la PEB, la quema a un rancho en el sector Chimborazo, innumerables robos y hurtos, así como el cobro de vacunas y extorsiones a comerciantes y habitantes de varios sectores de la capital municipal. Al hospital llegaron sus progenitores llenos de dolor, lamentando el final de su hijo.