Acero barato de China inunda el mercado

0
33

China produce la misma cantidad de acero que el resto del mundo combinado en momentos en que su crecimiento económico ha bajado de dos dígitos a 7 %.

Estos dos hechos aparentemente heterogéneos tienen hoy un fuerte impacto en el mercado siderúrgico mundial.

Dado que el crecimiento industrial está en su nivel más bajo desde 1991, el acero que China no destina a su mercado interno es exportado al mundo. Desde Estados Unidos a la Unión Europea y Corea del Sur este exceso de oferta china está generando serios problemas.

MUCHA OFERTA, POCA DEMANDA

La economía mundial no ayuda. Con un crecimiento global proyectado del 3,5 %, la demanda de acero no está en su momento más rutilante: en 2014 creció apenas un 2%. El desfase entre esta demanda mundial en baja y el aumento de las exportaciones chinas es claro.

En enero de este año las exportaciones del gigante asiático crecieron un 63 % en comparación con el mismo mes de 2014, y se encaminan a superar las 82 millones de toneladas despachadas el año pasado, la mayor cantidad de acero exportada por un país en este siglo XXI.

Si a esto se le suma que en China la demanda del acero creció 1 % en 2014 (la mitad del promedio mundial) y solo aumentará 0,8 % este año, se ve que la siderurgia china cuenta con un fuerte excedente que necesita ubicar para evitar cierres de fábricas y desempleo.

¿DUMPING O PROTECCIONISMO?

Las reglas del comercio mundial impiden que se venda por debajo del costo de producción para ganar nuevas porciones del mercado, práctica calificada de “dumping”.

En China niegan que haya dumping y apuntan al resto del mundo. La estatal Asociación del Hierro y el Acero de China señala que las acusaciones de prácticas desleales en su contra son un proteccionismo encubierto para ocultar la propia ineficiencia productiva.

La Organización Mundial del Comercio analiza si los precios de un producto en el mercado interno son mayores que los de venta en el exterior (dumping) y si hay un daño concreto para la industria afectada de la parte que presenta la queja.

En la actualidad hay 12 demandas en curso de América Latina contra China por el precio del acero.

En 2014 la Hyundai Steel y la Dongkuk Steel de Corea del Sur solicitaron a la OMC un aumento de aranceles del acero chino de entre un 18 y un 33 %.

“El problema es que se trata de un proceso lento que lleva entre 12 y 18 meses y mientras tanto hay un daño muchas veces irreparable para muchas empresas”, indicó Rubio a BBC mundo. BBC Mundo

LATINOAMÉRICA A LA EXPECTATIVA

En América Latina, según Alacero (Asociación Latinoamericana del Acero), las importaciones de acero chino crecieron un 75% este año.

Rafael Rubio, presidente de Alacero, indicó que esta situación está desequilibrando el mercado. “Hay un exceso de producción respecto al consumo mundial. China es el principal responsable porque está compitiendo con precios artificiales para colocar la producción que no usa a nivel doméstico”.