Acribillado a tiros en Villa Ikabarú

0
3848

Se desconoce el paradero de los homicidas. El Volkswagen gris y los casquillos son las principales evidencias.

Un episodio sangriento se registró en horas de la madrugada de este miércoles cuando individuos desconocidos le quitaron la vida a un joven de 29 años.

En ese  instante, Abraham Martínez transitaba por la manzana 03, calle Aguasay, sector Villa Ikabarú, Puerto Ordaz, a bordo de su vehículo Volkswagen Gol color gris, placa LAO66R.

Fue interceptado por sujetos hasta ahora desconocidos que les dispararon varias veces hasta dejarlos sin signos vitales provocando que su auto impactara contra el paredón de una de las residencias.

Situación que provocó que los residentes salieran “asombrados” ante el fuerte golpe.

Quienes se asomaron se dieron cuenta de la fatídica escena, dentro del carro y sobre el volante quedó el cuerpo de Martínez presentando seis heridas.

En seguida se comunicaron con los paramédicos del servicio de emergencias 171, y posteriormente estos avisaron a los funcionarios policiales.

Una patrulla perteneciente al Centro de Coordinación Policial Altos de Caroní se presentó en el sitio para resguardar la evidencia.

Minutos más tarde la Unidad de Patología Forense llegó hasta el lugar y se encargo del procedimiento legal.

Estaba de visita

Se supo que al parecer el muchacho se encontraba visitando a su “novia” quien reside en el sector.

Aunque por la oscuridad y la soledad del lugar nadie observó ni escucho nada extraño, más allá de los disparos.

Tampoco pudieron visualizar las características de los culpables.

Evidencias

Sabuesos del Cicpc colectaron en el sitio varios casquillos de bala que les servirá como evidencias para iniciar las averiguaciones.

Asimismo, el carro de la víctima fue trasladado hasta la sede del cuerpo detectivesco para las experticias, en el lado del piloto quedaron rastros de los balazos.

No era de la zona

En medio de lágrimas, familiares del occiso expresaron su consternación ante este hecho lamentable.

Aseguran que era un joven trabajador y no tenía problemas con nadie, visitaba con recurrencia esta zona porque sus hijos residen en San Félix.

Él residía en Upata con su madre y única hermana, pues era el mayor de dos primogénitos.

Indagarán

Hasta ahora no descarta ninguna hipótesis, pero detectives indagarán en la vida de Martínez para conocer si había recibido alguna “amenaza” o si tenía alguna rencilla pendiente.