Acribillado adolescente en Las Batallas

0
155

La madrugada de ayer sujetos desconocidos ultimaron Eduardo José Zambrano de 16 años, el hecho se suscitó en la calle Gasver del sector Altamira I, de Las Batallas, San Félix.

El adolescente salió de su residencia ubicada en el sector Los Callos, de Las Batallas a las ocho de la noche. Según indicó la abuela, Eduardo iba a casa de su cuñada Biannleys, quien reside en La Cañada del mismo barrio.

Biannelys comentó que Eduardo llegó a su casa a las nueve de la noche, «él llegó y me pidió dinero para comprar unos cigarros, como le dije que no tenía se fue a buscarlo para otro lado». Esa fue la última vez que Biannelys vio a su cuñado con vida.

Comentaron algunos residentes que cerca de las dos de la mañana escucharon una ráfaga de disparos. Sin embargo no salieron de sus hogares, por temor a encontrarse con los delincuentes; cuando aclaró se percataron que en la calle estaba tendido el cuerpo de un muchacho. A eso de las siete de la mañana los vecinos reconocieron el cadáver y se trasladaron hasta La Cañada para avisarle a Biannelys. Seguidamente la fémina se dirigió hasta el callejón Los Callos y le aviso a la abuela del muchacho quien corrió hasta el lugar del suceso.

La abuela de Eduardo, quien lo crío desde que tenía meses de nacido, indicó que a los trece años, el padre del muchacho se lo llevó a Tumeremo; allí trabajaba de ayudante de albañilería con su progenitor. Hace dos meses Eduardo se regresó a Las Batallas.

ESTABA CON LA NOVIA DE UN «MALANDRO»

Familiares comentaron que Eduardo mantenía una relación amorosa con una muchacha, quien anteriormente era novia de un delincuente de la zona, por lo que presumen que el hampón quiso fulminar a su rival. «Ella es una muchacha muy bonita y bueno esos malandros a veces son agobiantes», señalaron.

Así mismo los dolientes indicaron que quizás el verdugo del menor lo mató porque no quiso acceder a sus peticiones: «la madre tiene que ser realista», apuntó la abuela. Resaltaron los familiares de la víctima, que en el celular quedaron registradas dos llamadas de dos amistades y una de Biannelys, por lo que sospechan que le tendieron una trampa para entregarlo a sus verdugos.

Al sitio del suceso arribaron efectivos del Cicpc, quienes colectaron evidencias y realizaron el levantamiento del cadáver.

«DESHUESADORA» DE VEHÍCULOS

En una zona boscosa en el mismo sector, se observaron varios carros oxidados; vecinos comentaron que muchas veces los antisociales utilizan el sitio para desarmar vehículos. Igualmente informaron que «el barrio es muy peligroso», por lo que hacen un llamado a las autoridades policiales para que realicen el respectivo patrullaje.