Acribillaron a peluquero frente a su residencia en Campo Rojo

0
86

Un nuevo hecho sangriento se perpetró en Ciudad Guayana la noche de este martes: un hombre perdió la vida tras recibir 25 tiros en diferentes partes del cuerpo. Aunque estaba con más personas en el momento de la emboscada, solo él fue atacado por sus verdugos.

Según las características de los hechos, el móvil del crimen pareciera ser un caso de sicariato; el ahora occiso fue víctima de un par de gatilleros que le dispararon frente a la mirada atónita de su padre y una prima.

Eran las 9:00 de la noche, aproximadamente, cuando dos tipos a bordo de una motocicleta irrumpieron en la calle Monagas del sector Campo Rojo, en San Félix. Arturo Alexander Gutiérrez Gaspar, de 20 años, se encontraba enfrente de su vivienda en compañía de familiares cuando fue sorprendido por los maleantes.

No hubo intercambio de palabras. El par de sujetos -con sus rostros descubiertos- se estacionaron, y el parrillero desenfundó un arma de fuego y apuntó directamente a su víctima, según el parte policial, 25 tiros recibió Arturo.

Las detonaciones, que se propagaron en la comunidad, provocaron zozobra en los moradores, cuando salieron de sus viviendas el cuerpo de Arturo yacía ensangrentado sobre la calzada frente a su casa.

La escena parecía de película. Más de dos docenas de casquillos custodiaban el cuerpo mal herido de Gutiérrez Gaspar, aunque muchos lo dieron por muerto, su padre lo cargó y en compañía de un primo lo trasladaron hasta el Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo.

 

Una hora después
A las 10:00 de la noche, el libro de novedades del nosocomio asentó el ingreso del tiroteado en la emergencia del recinto, aunque los galenos de turno hicieron lo posible por salvarle la vida, fue imposible. A los pocos minutos de entrar en quirófano, expiró.

Este miércoles en la mañana, la abuela y la madre de Arturo Alexander manifestaron desconocer las causas que provocaron el asesinato de su familiar. Según ellas, el ahora occiso no tenía enemigos y era “un hombre trabajador” que se desempeñaba como peluquero, allí mismo en Campo Rojo.

Se supo además, que dejó dos bebés: una de cuatro meses y otra de ocho meses en estado de orfandad. Era el segundo de tres hermanos.

Una comisión de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) retiró el cadáver en la morgue del hospital y, posteriormente, fue trasladado hasta la morgue del despacho para los efectos de la ley. Esa misma noche se trasladaron hasta el sitio donde ocurrió el suceso para colectar las evidencias dejadas en la escena del crimen.