¡Adiós a una leyenda! Falleció Yogi Berra

0
74

Yogi Berra, el receptor del salón de la Fama y conocido tanto por sus confusiones lingüísticas como por su récord de 10 títulos de las Series Mundiales con los Yanquis de Nueva York, falleció este martes. Tenía 90 años.

Berra murió el martes por causas naturales en su casa de Nueva Jersey, dijo Dave Kaplan, director del Museo Yogi Berra. «Aunque lloramos la pérdida de nuestro padre, abuelo y bisabuelo, sabemos que está en paz con mamá», dijo la familia de Berra en un comunicado difundido por el museo. «Celebramos su reseñable vida, y damos gracias porque significara tanto para para tantos. En verdad se le extrañará», reseñó LasMayores.com.

Una leyenda
Berra, 15 veces ´All Star´ y 10 veces campeón de la Serie Mundial con los Yanquis, fue incluido en el Salón de la Fama en 1972. Yanquis retiró su jersey con el número ocho.

«Estamos profundamente entristecidos por la pérdida de una leyenda de los Yankees y héroe americano, Yogi Berra», publicaron los Yankees en Twitter. «Hemos perdido a un icono».

Los miembros del equipo llevarán el número ocho en sus mangas del uniforme en el partido de este miércoles contra los Azulejos de Toronto en Canadá.

Además de su buen béisbol, Berra fue igualmente conocido por ocurrencias humorísticas tales como «Es un deja vu de nuevo». Otros «Yogi-ismos» incluyen esas frases ingeniosas como «el juego no termina hasta que se acaba».

Rodeado de estrellas
Berra jugó para los Yanquis entre 1949 y 1965. Entre sus compañeros estuvieron miembros del Salón de la Fama como Joe DiMaggio, Mickey Mantle y Whitey Ford.

En 1956 consiguió el único juego perfecto en la historia de las Series Mundiales, y después del último out saltó a los brazos del pitcher Don Larsen. El famoso momento fue inmortalizado en fotografías publicadas en diarios de todo el mundo.

Después de sus días como jugador, Berra sirvió como entrenador o mánager de los Yanquis, los Mets de Nueva York y Astros de Houston. Llevó a los Yanquis y a los Mets a ganar títulos.

En 1985, su despido como mánager de los Yanquis a los 16 juegos de iniciar la temporada abrió una disputa con George Steinbrenner. Berra prometió nunca volver al estadio de los Yanquis mientras Steinbrenner siguiera siendo el propietario. Pero en 1999 cedió, e hizo el primer lanzamiento de honor en el primer juego de la temporada.

Reacciones
BARACK OBAMA
«Yogi Berra fue un estadounidense único — un miembro del Salón de la Fama y humilde veterano; un bromista legendario y profeta jovial. Ejemplificó lo que significa ser un deportista y ciudadano, con un gran corazón, espíritu deportivo, y un deseo desinteresado por llevar el béisbol a todos, sin importar su origen. Michelle y yo le enviamos nuestras más sinceras condolencias a su familia, amigos, y sus fanáticos en Nueva York y el resto del Mundo».

ROB MANFRED, COMISIONADO DE GRANDES LIGAS
«Conocido como un gran compañero, Yogi defendió valores como la inclusión y el respeto durante una era vital cuando nuestro deporte empezó a abrirse a todos. Con su característica humildad y buen humor, Yogi simbolizó la buena voluntad para los fanáticos. Su historia perdurará en el Museo y Centro de Aprendizaje Yogi Berra en Little Falls, Nueva Jersey.

ROBIN VENTURA, MANAGER, MEDIAS BLANCAS
«Su muerte es triste, pero quienquiera que piense en él lo hará con una sonrisa. Tuve la suerte de jugar un par de años con los Yanquis y él pasaba mucho tiempo en el camerino, y siempre alegraba el lugar.

JOE TORRE, JEFE DEPORTIVO DE GRANDES LIGAS
«Perdimos a Yogi, pero siempre tendremos lo que nos dejó: sus recuerdos de toda una vida llena de grandeza, humildad, integridad y muchas sonrisas. Era un amigo entrañable».