Aida González: La mujer guayanesa no tiene nada que celebrar

Para la edil el temple aguerrido, batallador y luchador de la mujer guayanesa, sumado a su constancia y sus ganas de cambio, son elementos más que suficientes para enaltecer a la mujer guayanesa.

0
204

“Las mujeres guayanesas no tienen nada que celebrar este 8 de marzo, ante la pérdida del poder adquisitivo y la elevada escasez de alimentos, la cual afecta a diario a miles de hogares de nuestra ciudad”, así lo dio conocer la concejal por Acción Democrática Aida González.

Para la edil el temple aguerrido, batallador y luchador de la mujer guayanesa, sumado a su constancia y sus ganas de cambio, son elementos más que suficientes para enaltecerla en su día.

“Es lamentable que en más de 17 años de revolución, las mujeres guayanesas y espacialmente las madres sean las más afectadas por la crisis que enfrenta el país, ante los elevados niveles de escasez de alimento y medicamentos que enfrenta Venezuela”.

Colas perennes

La edil aseguró que hoy en día las mujeres se encuentran en una fila “perenne” para comprar alimentos, enfrentando los peores atropellos y vejaciones de los efectivos militares y policiales, durante la búsqueda de alimentos para sus hijos, elemento que echan por tierra el carácter feminista de la revolución bolivariana.

“La revolución no es feminista, por el contrario es netamente machista, al someter a nuestras mujeres a las peores vejaciones del mundo, a través de marcas en los brazos, largas colas bajo un sol inclemente y el abuso de poder de algunos funcionarios públicos, cada vez que van a comprar un alimento a precio regulado como pañales, toallas sanitarias entre otro”.

Maltrato revolucionario

González reveló que esta constante carrera por los alimentos resta tiempo a las féminas para “prepararse intelectualmente” o “tener otra visión de país”, lo cual constituye una violación a sus derechos a la educación humanos.

“Nuestra mujer sufre humillación y maltrato de funcionarios del Estado cuando la insultan o golpean solo por hacer cola para comprar, ellas no están pendientes de cargos o lujos lo único que desean es que se acabe la violencia y que haya producción de alimentos en el país, para alimentar a sus hijos y brindarle las oportunidades que en el pasado ostentamos de la mano de Acción Democrática”.

La edil afirmó que de manera adicional la mujer venezolana posee un salario insuficiente, que no le permite cubrir sus necesidades básicas, ni la de su hogar, elemento que estamos convencidos cambiará más temprano que tarde.

“Más temprano que tarde las cosas cambiarán en Venezuela, dejando de lado las humillaciones y atropellos a los cuales la revolución ha sometido a las mujeres durante los últimos 17 años, con el fin de evitar que tengan que marcarles en el brazo por un kilo de arroz o le pidan la partida de nacimiento de su hijo para comprar un paquete de pañales; hasta adquirir toallas sanitarias es un lujo para ellas”.

Renovación democrática

Ante esta panorama la edil invitó a la féminas guayanesas a participar en el proceso de renovación y recolección de firmas de Acción democrática que se realizará este 25 y 26 de Marzo.

“Frente a los atropello y las vejaciones que sufrimos a diario las mujeres de Guayana elevamos nuestra voz de protesta a través de nuestro respaldo a Acción Democrática, con el fin de impulsar el cambio que requiere el país porque Venezuela #SiHayFuturo”.