Alcalde de Piar fiscalizó trabajos de asfaltado en sectores rurales

0
70

Upata.- El alcalde José Gregorio Martínez, en su carácter de gerente del municipio Piar, realizó el pasado sábado la inspección en las comunidades agrícolas Mundo Nuevo, Parasco y Quebrada de Jua Jua, donde se realizan trabajos de asfaltado que beneficiarán a los habitantes de estos sectores, así como a toda la población de esta jurisdicción, puesto que estos son sectores productivos de la municipalidad.

En esta fiscalización se evidenciaron los avances de las obras en la carretera que conduce desde Parasco hasta Mundo Nuevo, donde solo restan aproximadamente 100 metros para finalizar este trabajo, de igual manera, en el sector campesino Quebrada de Jua Jua, se encuentran en desarrollo dos etapas del asfaltado.

Martínez explicó que estas labores de acondicionamiento de la vialidad, se realizan con recursos provenientes de los Fondos Especiales de la Presidencia de la República, los cuales fueron transferidos a la Alcaldía para su administración, que pese a factores adversos, como las condiciones climáticas, continúa con el trabajo que se está desarrollando de forma satisfactoria.

María Valdez, representante de la comunidad Mundo Nuevo, expresó: «Esta es una zona que produce entre otras cosas casabe, yuca y maíz, los cuales salen de aquí para ser vendidos. Es por eso que agradecemos al Alcalde este logro que beneficiará a nuestro sector y a los aledaños; esperamos que este trabajo continúe en otras comunidades rurales».

Resaltó Martínez que el compromiso con estas zonas agrícolas ha sido una prioridad en su gestión, dado el beneficio que significan los rubros alimenticios que aportan sus productores, los cuales se veían en la obligación de hacer esfuerzos sobrehumanos para sacar sus cosechas al mercado; ahora, con la pronta conclusión de este asfaltado, lo podrán hacer sin inconvenientes. 

RECURSOS DISPONIBLES

El director general de la Alcaldía, Ingeniero Luis Brito, anunció que estos trabajos corresponden a la primera y segunda etapa de un plan que consta de cuatro fases, explicando que los recursos para las dos últimas etapas ya se encuentran en el tesoro municipal, por lo que prontamente se iniciarán los respectivos procesos para dar continuidad a la obra.