Alta Comisionada de la ONU actualizó informe sobre Venezuela

0
550

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó este miércoles sus principales preocupaciones relacionadas a Venezuela, entre las que destacan el levantamiento de la inmunidad parlamentaria a opositores, los presos políticos y la violencia en el país.

La diplomática y expresidenta chilena realizó este miércoles una segunda actualización oral de su informe presentado en julio sobre la situación de derechos humanos en Venezuela después de su visita a Caracas.

En esta oportunidad, Bachelet señala que 2020 será un año electoral en el país, por lo que asegura que “es crucial garantizar las libertades públicas que son fundamentales para crear las condiciones necesarias para unas elecciones libres, imparciales, creíbles, transparentes y pacíficas”.

Destaca su preocupación por el levantamiento de la inmunidad de al menos 30 diputados opositores, “así como los actos de hostigamiento contra representantes de la oposición, incluido el presidente de la Asamblea Nacional”, Juan Guaidó.

“Reitero mi preocupación por los niveles de violencia que en los últimos meses también ha impactado en líderes políticos locales”, agrega la Alta Comisionada, recordando el caso del concejal Edmundo “Pipo” Rada.

La Alta Comisionada destaca que en los últimos tres meses su equipo realizó nueve visitas a centros de detención gestionados por el Ministerio de Servicios Penitenciarios y el Ministerio de Defensa y lograron entrevistar a más de 70 personas.

En el mismo periodo, documentaron 118 casos de personas privadas de libertad que requieren de una respuesta por motivos de salud, retrasos judiciales, falta de ejecución de boletas judiciales de excarcelación, y/o falta de excarcelación por cumplimiento de pena.

“Insto a las autoridades a liberar incondicionalmente a todas las personas detenidas por motivos políticos, incluyendo a militares”, señala la actualización. Resalta la solicitud que “se otorgue libertad plena” al diputado Juan Requesens, quien lleva detenido más de un año.

Bachelet destaca la crisis que atraviesa la nación suramericana y señala que sigue “afectando los derechos económicos y sociales”. Mencionan la dolarización de facto que se vive en las calles venezolanos y apunta que, si bien hubo un aumento recientemente, el salario mínimo sólo cubre actualmente el 3.5% de la canasta básica alimentaria.

Sin embargo, también señala que el “escrutinio estricto del sector financiero” derivado de las recientes sanciones económicas también impacta la economía venezolana, pero afirma que requiere mayor información oficial detallada para determinar el alcance. VOA