Altos costos de productos se tragaron los salarios

0
118

«Los nuevos precios de artículos de higiene personal, repuestos y alimentos importados son un reflejo de la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos», así lo dio a conocer el diputado a la Asamblea Nacional por Acción Democrática, Freddy Valera.

Para el parlamentario lo nuevos precisos, evidencian que Venezuela está a las puertas de la hiperinflación, ante la falta de políticas concretas en materia económica por parte del Gobierno Nacional que permita el fortalecimiento del poder de compra de los trabajadores.

«Si en el pasado los venezolanos comían perrarina producto de la crisis económica que sacudió el país como pregonan los líderes revolucionarios, los demócratas nos preguntamos qué comen los venezolanos de hoy?».

Valera aseguró que en menos de un mes la carne pasó de costar 700 bolívares a 900 bolívares, casi un millón de bolívares de los antiguos, mientras que un pollo desplumado ya ronda los 1200 bolívares, un 20% del salario mínimo.

«Como si fuera poco al viacrucis que enfrenta los venezolanos para rendir sus quincenas se le suma los nuevos precios, que constituyen un aumento de 1000 % en el precio de los productos».

RUMBO A LA DOLARIZACIÓN

El parlamentario, reveló que de acuerdo a la nueva lista de precios las toallas sanitarias post parto y tampax, que en el pasado costaban entre 30 y 70 bolívares ahora cuestan 1200 bolívares, mientras que el champú y otros artículos de aseo personal como gelatina para el cabello, que en el pasado costaban entre 18 y 90 bolívares se ubican entre 800 y 350 bolívares.

«Estos precios no solo constituyen un golpe al hígado de los consumidores venezolanos, sino que marcan una nueva etapa en el camino de la dolarización de la economía venezolana, la cual ha ido aplicando progresivamente el Gobierno de Nacional».

Valera, aseveró que lejos de favorecer el mejoramiento económico, la centralización de las tasas de cambio por parte del Banco Central de Venezuela, conllevan a controles más férreos para la utilización de dólares.

«La caída de las reservas internacionales, sumada a la aceleración exagerada de la tasa de cambio paralela y la caída de los precios del petróleo, conllevaron a que la balanza comercial del país se deteriorara un 36 %, unos 5,6 millardos de dólares en el cuarto trimestre de 2014».

CAÍDA LIBRE

A esta cifra, indicó el parlamentario, hay que sumarle unos 3,3 millardos de dólares producto de la disminución en el primer trimestre de 2015; una caída de 70 % en la balanza comercial con relación al mismo trimestre de 2014.

«Esta caída responde a la drástica reducción de las exportaciones, las cuales se contrajeron 41 % con respecto al año anterior para un total de 12,2 millardos de dólares, producto de la falta de materia prima y el control férreo del Gobierno Nacional contra el empresariado, el cual ha conllevado al cierre de varias empresas».

Frente a este panorama, Valera cree el salario de los venezolanos continuará su caída, imposibilitando que los trabajadores puedan adquirir alimentos, generando consigo mayor pobreza extrema.

«Los venezolanos tenemos la solución en nuestras manos y no es otra que impulsar en las venideras elecciones parlamentarias un Asamblea Nacional del pueblo y para el pueblo, con el fin de que cumpla su rol contralor y no permanezca genuflexa a los intereses del Gobierno Nacional».

CANASTA POR LAS NUBES

La Canasta Alimentaria de mayo cerró con la exorbitante cifra de 24 694,21 bolívares aumentando 9,2 % con respecto a abril, lo que significa que una familia de cinco miembros necesitaría 3,7 salarios mínimos para adquirirla, según el Cendas – FVM, que además indicó que el incremento anual es de 124,9 %. La diferencia entre los precios controlados y los precios del mercado marcan un 491,7 %.

A esto se suma que 18 productos de la Canasta Alimentaria continúan presentando problemas de escasez.