“Amenazas” de oficialistas no intimidan a empleados públicos

0
128

El pasado miércoles, el CNE anunció que iniciará la segunda fase para el proceso de digitalización de planillas que engloba la convalidación y nulidad de firmas. Sin embargo, los rectores no han hecho ningún pronunciamiento televisivo en el que especifiquen los acuerdos para que inicie el proceso.

Ante esta situación, los dirigentes opositores en Caroní rechazaron el letargo del ente comicial en dar respuestaa la solicitud de la ciudadanía.

Dick Souki, secretario ejecutivo de la MUD en Caroní, expresó que no están jugando a la desestabilización y que las convocatorias a las movilizaciones son para presionar la respuesta del CNE.

Dijo que las “amenazas” por parte de dirigentes oficialistas a los empleados públicos que firmaron la planilla para el revocatorio, es muestra “del cambio” que necesita el país.

Por su parte, el dirigente regional de Copei, Noel Vargas, indicó que “el Gobierno nacional pretende apagar la fiesta democrática”, y es una actitud que no va a favor de la soberanía del pueblo.

Manifestó que el lapso que del CNE para convalidar cada firma pueda ser menor, si el Gobierno nacional deja de presionar al ente comicial.

Ante esta situación, algunos empleados públicos expresaron que no tienen miedo a represalias, pues aseguran que el cambio de “Gobierno es justo y necesario”.

“Somos un país de democracia. Hay que respetar lo que exige el pueblo. Los que firmamos tenemos que estar en paz, porque lo hicimos para activar un mecanismo que nos sacará de este abismo. No hay tiempo para tener miedo; este es un momento para reafirmar nuestras ganas de una mejor Venezuela”, puntualizó Ángel Oliveros.

Asimismo, agregó que las declaraciones de oficialistas sobre “amedrentamiento”, no son abanderadas por cientos de bolivarenses.