Américo De Grazia no goza de inmunidad en difamación

0
132

Upata.-Si bien el Tribunal Supremo de Justicia no consideró en su momento necesario que el juicio se dirimiera en el más alto tribunal de la nación, lo que sí sentenció de manera clara y absoluta la Sala de Casación Penal del TSJ es que el dirigente político Américo De Grazia no goza de ningún privilegio o inmunidad por su condición de diputado.

Ello obedece a que la causa que se le sigue en el Tribunal II de Funciones de Juicio del Circuito Penal del Estado Bolívar extensión Puerto Ordaz por estar incurso presuntamente en el delito de difamación continuada contra el ciudadano Arsenio González, fue previa a su elección como diputado de la Asamblea Nacional.

Por lo tanto este ciudadano tiene la obligación de acudir ante el respectivo órgano penal, para que la causa siga su curso, y se pueda en este caso administrar justicia sin más demora, dilaciones, artilugios o artimañas.

Estos señalamientos fueron efectuados por el exfuncionario municipal y querellante en este juicio Arsenio González, precisamente al cumplirse esta semana la mitad del lapso de 15 días, desde el momento de su notificación, que la ley le otorga al acusado De Grazia, para que comparezca ante el Tribunal.

Señaló al respecto González, quien fue director general de la Alcaldía de Piar y gerente de la Fundación Yocoima durante la gestión del excalde Gustavo Muñiz, que «ante esta instancia debe acudir sin dilaciones el señor De Grazia, para que aporte los argumentos, documentos, pruebas, que sustenten las acusaciones temerarias y falsas que formulara en mi contra en un programa radial de la emisora Sabroza 98.7 FM y en un semanario denominado El Piarense en marzo del 2010.

«En ambos medios el entonces concejal del municipio Piar De Grazia expresó en términos difamatorios que Arsenio González se había robado recursos municipales, que fueron depositados en mi cuenta y que yo estaba construyendo edificios y obras con dinero proveniente de actos de corrupción», recuerda.

NO MÁS RETRASO PROCESAL

Estamos esperando, dijo Arsenio González, que se materialice después de más de cinco años la audiencia de conciliación prevista en el artículo 409 del Código Orgánico Procesal Penal, que garantiza a las partes el cumplimiento de sus derechos constitucionales.

«Aspiramos por lo tanto que el Tribunal que sigue el caso vele efectivamente por la regularidad y control de este proceso, que de manera reiterada, contumaz, rebelde ha venido retrasando De Grazia, quien tanto habla de vulneración del estado de derecho y abuso de poder, cuando se refiere a la actuación y gestión política del Gobierno Nacional, pero cuando le corresponde demostrar su respeto al orden jurídico se convierte precisamente en un violador de la ley, en una persona que pretende imponerse ante los demás como un ser privilegiado, inmune a toda sanción penal o civil, que pretende no hacerse responsable por los delitos o faltas cometidas antes de su condición actual de diputado», dijo.

Precisó que «ante la gravedad de tales acusaciones públicas contra mi dignidad, honestidad, integridad moral y familiar, siento hoy la obligación personal y jurídica de ratificar la acción jurídica, para que me sean resarcidos mis derechos, honor, reputación y valores éticos, vulnerados y afectados por este dirigente político».

Agregó que «además de este juicio penal el señor De Grazia deberá también enfrentar las sanciones civiles que consideren pertinentes mis apoderados judiciales, de tal manera que se siente un precedente ejemplarizante contra este ciudadano, quien en su vida política se ha caracterizado por su conducta arrabalera, agresiva, de arremeter contra la honorabilidad de quienes no compartimos su ideología, en un lenguaje abusivo, soez, provocador, grosero, basado ahora en su condición de diputado y en el poder que se abroga como propietario director de un medio de comunicación radial».

Sin prerrogativas debe comparecer
Acotó González que obviamente está a la espera de que esta semana o a más tardar la próxima el ciudadano Américo De Grazia Vieltri se someta al proceso judicial incoado en su contra, tal como lo ordenó la Sala de Casación Penal del TSJ, sin ninguna prerrogativa, y con todas las garantías que le ofrece la ley.

«Ya que ciertamente este señor hoy diputado ha tenido acceso al expediente y ha realizado actuaciones dentro del proceso, y por lo tanto no tiene motivo alguno que justifique que siga haciendo caso omiso a las citaciones del tribunal ordinario que sigue la causa», advirtió.

Para finalizar Arsenio González expresó que si bien siente que sus derechos han sido vulnerados por el evidente retraso y desorden procesal del cual ha sido víctima espera con optimismo que impere el estado de derecho. (Juan Ruiz Correa/ CNP 6080)

EL IMPERIO DE LA LEY

«Aspiro que se imponga el imperio de la ley contra un ciudadano que además de este delito contra mi persona, difamación continuada, tiene ya un historial judicial, por haber incurrido en actuaciones irregulares cuando era alcalde de Piar en el año 2001 y junto con su entonces director de administración Eduardo Fernández. desvió recursos de las retenciones de los trabajadores, para utilizarlos en el pago de retribuciones, lo cual le valió por cierto su inhabilitación política por un lapso de tres meses en el primer trimestre del año 2009 por decisión del Contralor Clodosbaldo Russian».