Ante la falta de gas en Tumeremo cocinan con leña

0
3084

Tumeremo.-Recientemente Tumeremo celebró con bombos y platillos su cumpleaños número 232, fecha  histórica e inolvidable para todos los nacidos y no nacidos en  esta pujante tierra de gracia bendecida por Dios, y en cuyas entrañas posee las mayores riquezas auríferas del planeta. Por cierto, Tumeremo fue  etiquetado por el Visionario de Guayana el ingeniero Leopoldo Sucre Figarella, como “La Puerta de entrada a la Gran Sabana”.

Durante los últimos años, Tumeremo, ha sufrido una aguda e impredecible explosión demográfica, donde la realidad se simplifica en hechos inusitados en cuanto a sus servicios públicos se requiere. La población se encuentra sumida en el total abandono en lo que respecta al rosario de dificultades que cada día afecta a la población en general.

Para nadie es un secreto que Tumeremo no ha tenido la suerte de que el alto gobierno, le eche un vistazo a la ringlera incontenible de los múltiples y esenciales contrariedades que tienen que resistir los habitantes del Municipio Sifontes.

Ponemos a la orden del día un sin fin de vicisitudes que originan molestias en la población tumeremense: El servicio eléctrico se puede catalogar como “prestación negativa”. Todas las madrugadas entre 12 y 2 a.m de la madrugada se producen solemnes  e intempestivos cortes  o apagones eléctricos. Hasta ahora el pueblo desconoce cuál es el verdadero inconveniente de este singular corte.

Pedro Jiménez, a quien entrevistamos en los predios de la Plaza Bolívar de Tumeremo, recomendó  que la “solución no es otra que desempolvar las llamadas lámparas de carburo”.

 Otro ingrediente que adorna el sempiterno y agudo “vía crucis”, que tienen que afrontar los pobladores, es el suministro de gas. De lo que va del mes de enero a la presente fecha, el suministro de gas brilla por su ausencia en Tumeremo. Pero lo incongruente de todo esto es que ninguna autoridad ha tenido la gentileza de informar al pueblo, donde  radica el complicado problema. Lo cierto es que nuevamente las amas de casa han desempolvado la vieja y anacrónica “leña” para poder cumplir con los quehaceres domésticos, y por las noches resolver la oscuridad con una “lámpara de carburo”.- Rafael Chino Velázquez

Habitantes aseguran que Tumeremo se encuentra en total abandono