Apuneg convoca paro para este lunes

0
188

El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Experimental de Guayana (Apuneg), Raúl Brito, aseveró que los educadores no pueden ofrecer educación de calidad a los jóvenes de Guayana cuando perciben «sueldos de hambre».

«No podemos brindar una educación de calidad, cuando nuestras condiciones económicas son paupérrimas. La profesión peor pagada en el país es la de los educadores, no puede ser posible que un profesor que cursó todos los niveles de preparación profesional, con posgrados y doctorados, gane alrededor de 15 297 bolívares. Me parece una burla para quienes optan por preparar al futuro del país».

Brito aseguró que la responsabilidad de los «sueldos de hambre» es de la rectora de la universidad, María Elena Latuff, quien lleva días privilegiando a un grupo minoritario. «En estos días hizo un viaje a Margarita con un grupo de profesores con todos los gastos pagos y a nosotros nos excluyó, gastando los recursos de la universidad», afirmó Brito.

Por su parte, la profesora María Paredes, docente de Educación de Servicios, aseveró que el motivo del paro no es solamente la inconformidad con el sueldo, pues también existen otras emergencias que preocupan al personal, «las condiciones de infraestructuras de las instituciones educativas están en franca decadencia, yo tengo un grupo de alumnos que se tienen que sentar en el piso porque no hay pupitres, eso me parece muy preocupante, sobre todo cuando hay muchos jóvenes dispuestos a formarse profesionalmente y las condiciones físicas en el aula no están dadas».

Muchos de los profesores no se explican que en pleno siglo XXI el sistema de educación esté tan deteriorado y más aún que los que dicten las clases, los profesionales de la educación, no tenga sueldos que les permitan combatir la crisis que atraviesa el país, «¿cómo un profesor puede sustentarse con 10 mil bolívares mensuales?, cuando un kilo de papas te sale en 200 bolívares y sin contar los gastos del sistema de transporte que está en pésimas condiciones también. Entonces, ¿cómo se puede dar clases así? –se preguntó-, es inaudito que nosotros, quienes tenemos años de servicios y preparación debamos venir sudados a dar clases porque no tenemos para pagar un taxi y muchos menos comprar un vehículo».

DEMORAS EN LAS RESPUESTAS

Brito aseguró que la discusión del contrato colectivo en la segunda convención para los profesores está siendo retrasada por el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y el Ministerio para la Educación Superior, «la mayoría de los profesores no nos sentimos representados por los organismos elegidos, pues los ministerios no dan respuestas y los dirigentes de la Federación de los Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV) menos, por eso exigimos elecciones ya, para revocar a esos dirigentes con los que actualmente no nos sentimos identificados».

UN LLAMADO DE CONCIENCIA

Los profesores de Apuneg hacen un llamado de conciencia a todos los jóvenes estudiantes para que apoyen el paro de 24 horas convocado para este lunes, «así como ustedes, jóvenes, marchan, trancan las calles cuando los servicios de transportes no funcionan o el sistema alimenticio no da abasto, también les pedimos que piensen en nosotros, quienes somos seres humanos que devengamos sueldos que no nos alcanzan para nada. Nosotros queremos calidad de vida, pues nos hemos preparado no para recibir sueldos paupérrimos, sino percibir salarios acorde a nuestra preparación», aseveraron.