Aquí Tumeremo

0
316

MADURO AMENAZA

El presidente Maduro, hace aproximadamente un año y medio, denunció ante el país que Venezuela era objeto de una «Guerra Economica», que afecta notablemente su administración e inclusive señalando como artífices de esas maniobras a la oposición; cuestión esa que aun el gobierno no ha podido comprobar fehacientemente.

Resulta que el Presidente Maduro, esta semana amenazó en una forma muy contundente a los empresarios con «radicalizar la revolución contra todos los que sabotean», y por otra parte prometió realizar fiscalizaciones en todos los niveles, a fin de ubicar a todos aquellos que pretenden entorpecer el abastecimiento. Lo cierto es que con amenazas no se resuelve en lo absoluto la gravedad de una crisis que «pica y se entiende en todo lo largo y ancho del territorio nacional».

CONTRABANDO SIN CONTROL

Representan un verdadero fenómeno social que extiende sus tentáculos dentro y fuera del país. Sus actores aprovechan la «gran oportunidad» de lo que significa el llamado control de cambios y por supuesto con un dólar subsidiado que cuesta más que el paralelo.

CORRUPCIÓN

El flagelo de la corrupción es una enfermedad crónica que afecta a toda la estructura del Gobierno Socialista, aunado a las incautaciones fallidas de empresas o haciendas, con el agregado pimientose de los precios congelados por debajo de los costos de producción, todo ese conjunto de políticas erradas resultan un gran escamoteo de bienes con fines especulativos, pero lo insólito de estos casos es que al Gobierno se le escapa el control del problema.

DESABASTECIMIENTO TOTAL

De acuerdo a los pronósticos del economista y político Luis Viente Leon, Presidente de Datanánalisis, indican que: «las crisis económica que afecta a Venezuela se agudiza a tal extremo, que en los próximos tres meses habrá más desabastecimiento. Y más adelante agrega Luis Vicente León, que todo el problema se mueve dentro de ese círculo de errores del gobierno, cuyas causas representan una «Crisis Agravada», deribada del desplome de los precios del petróleo».

En otro orden de ideas Venezuela enfrenta una situación económica sumamente delicada, donde el venezolano tiene que soportar inclementemente un rosario de calamidades para obtener: carne, leche, pollo, azúcar, café, agua embotellada, aceite, harina, pañales, retrovirales y medicinas para tratar males crónicos. El malestar del ciudadano de a pies gravita dentro de ese cumulo de ineficiencia que caracteriza a la Administración Madurista.-

LA CRISIS ECONOMICA AFECTA A SIFONTES

Dentro de ese contexto peculiar que significa «la mala situación económica» los habitantes del Municipio Sifontes, navegan en las turbulentas aguas de una economía empobrecida, donde significativamente la población no cuenta con políticas que coadyuven en lograr una efectiva calidad de vida del Sifontenses.

Por otra parte podemos señalar que en el municipio no existen empresas que generen pleno empleo, situación esa que afecta notablemente el crecimiento económico del pueblo. La única actividad que impulsa en cierto modo la actividad comercial del pueblo es la minería.

En Sifontes existe ese potencial, y por consiguiente las razones económicas estratégicas y políticas para convertir a Tumeremo en un «gran polo de desarrollo fronterizo de transcendente significación para Guayana y toda Venezuela».

Pero para lograr ese objetivo es necesario sumar esfuerzo, unificar criterios sólidos sin mezquindades y dejando a un lado esa política masoquista con tintes de parafernalia desaguisadas.

Sifontes tienen ese conjunto de variables indicadores y la disponibilidad de explotar sus recursos naturales, e igual cuenta con la capacidad de generar empleos para el crecimiento sostenible y en general lograr un mayor nivel de vida de sus habitantes. El Municipio Sifontes exige con urgencia que sea beneficiado con programas sociales que cultiven un verdadero desarrollo sustentable, para que sus habitantes logren minimizar el rasgo de pobreza que lo caracteriza. De igual manera obtener eficientes servicios públicos, lograr que sus pedimentos sean resueltos dentro de ese marco de rapidez, y efectiva respuesta en cuanto a la solución de sus ingente problemas que de paso son muchísimos.

No se justifica que el Municipio Sifontes presente características de pueblo «retrogrado y paupérrimo». Impulsemos a Tumeremo para que se cumpla lo soñado por su hijo el «Visionario de Guayana», el Ingeniero Leopoldo Sucre Figarella, de convertir a Tumeremo, en el «polo de desarrollo del Sur del Estado Bolívar». Aún es tiempo, no desperdiciemos la oportunidad y conjuguemos el verbo «progreso». La representación popular está l en el sagrado deber de legislar y nutrir al Municipio Sifontes de «instrumentos jurídicos» que sirva para el logro de un mejor desenvolvimiento económico y político de todos sus habitantes.                      rafael.velazquez.a@gmail.com