Argentina extiende hasta 8 de noviembre medidas de distanciamiento social por Covid-19

0
213

BUENOS AIRES.- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció este viernes que se extenderán por dos semanas, del 26 de octubre al 8 de noviembre, las actuales condiciones de aislamiento y distanciamiento social dispuestas para controlar la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en el país.


“Desde el día en que venza la (actual) cuarentena vamos a seguir como estamos durante 14 días. Es aislamiento para unos y distanciamiento social para otros”, dijo el mandatario durante un acto en la provincia de Misiones (noreste).
“Poco a poco vamos abriendo actividades, porque la economía también lo necesita, pero tenemos que hacer todo con mucha prudencia. Lejos estamos de haber resuelto este tema”, señaló.
El aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) regirá hasta el 8 de noviembre y se aplicará a departamentos y ciudades de las provincias de Chaco (norte), Chubut (sur), Buenos Aires (centro-este), Río Negro (sur), Neuquén (sur), Salta (norte), Tucumán (norte), Córdoba (centro), La Rioja (noroeste), Mendoza (centro-oeste), Santa Cruz (sur), Tierra del Fuego (sur), Santiago del Estero (norte), Santa Fe (centro-este), San Luis (centro), y ciudad de Buenos Aires.
En cambio, desde el lunes próximo y hasta el 8 de noviembre estarán bajo la modalidad de distanciamiento social, preventivo y obligatorio (DISPO) las provincias de Misiones (noreste), Corrientes (noreste), Formosa (norte), Entre Ríos (este), Catamarca (noroeste), Jujuy (noroeste), La Pampa (centro) y San Juan (centro-oeste).
Fernández consideró que la situación epidemiológica “está estabilizándose en una meseta de 15.000 casos diarios, y en el interior del país se ha diseminado el virus más allá de las ciudades, está también en pequeños pueblos, y es razonable que así ocurra mientras el tránsito de personas siga ocurriendo”.
El mandatario añadió que en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) “hay una baja clara” de los casos, “pero todavía no estamos en condiciones de que podamos quedarnos tranquilos, porque hay un número de contagios importante”.
Fernández afirmó que “el rebrote que se está viendo” en Europa “es una prueba contundente de que el virus está lejos de haberse ido”, y que “frenar el problema hoy es responsabilidad de todos”.
Argentina registró su primer caso de la COVID-19 el 3 de marzo pasado, e inició una cuarentena el día 20 de ese mes.
El país contabilizó hasta este viernes 1.069.368 contagios y 28.338 decesos. Xinhua