Asesinado por resistirse al robo

0
183

Fue en la calle Bolívar del barrio «Cristóbal Colón» en San Félix, cuando Juan Carlos González de 39 años de edad, fue asesinado por varios maleantes, quienes intentaban despojarlo de sus pertenencias. Los habitantes relatan que los disparos los recibió González, al oponerse al robo.

NO ANDABA EN MALOS PASOS

«Era una persona tranquila, no tenía problemas con nadie. Su misión fue desde muy temprana edad trabajar para darle los mejores beneficios a su familia, nunca lo vi en cosas raras, su familia lo adoraba y lo quería mucho, pues era hogareño», expresó la vecina de la víctima, quien decidió no revelar su identidad.

Presuntamente los malhechores llegaron en una bicicleta y se bajaron con el propósito de despojarlo de sus pertenencias. González, en medio de la cólera, intentó no dejarse robar, pero era más la fuerza de los maleantes que la de él, por ese motivo y viendo que no podía con ellos, salió en veloz carrera, sin embargo, los malhechores sacaron sus armas y las accionaron contra él, dejándolo muerto en el instante.

La víctima recibió dos impactos de bala, uno en el abdomen y otro en el pecho. Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas, (CICPC) aseguran que el caso está bajo averiguaciones, pues todo lo expresado hasta los momentos son de hechos presuntamente ocurridos.

INSEGURIDAD GALOPANTE

Ciudad Guayana se ha convertido en una de las urbes donde ocurren los delitos y asesinatos por robos. El motivo central de estos hechos fatídicos se concentra en la resistencia al atraco, pues muchas personas intentan defender sus pertenencias y terminan perdiendo lo más importante del ser humano que es la vida. Tal es el caso del ciudadano Juan Carlos González, quien le tocó lamentablemente ser otro más en la gruesa lista de fallecidos que día a día abarrotan la morgue de la ciudad.

«UN CRIMEN SIN CAUSA ALGUNA»

Así lo expresan los habitantes del sector Monte Olé, quienes aseguran que el asesinato de González no era por ajuste de cuentas, «todo lo contrario, era para robarlo y como él se opuso al atraco, lo mataron. Así estamos, cada día la delincuencia recobra los espacios de nuestro país. Este es como la frase, sálvese quien pueda».