Asesinan a joven en 25 de marzo

0
132

En el sector 25 de marzo, calle José María Vargas, en San Félix, un joven de apenas 25 años de edad, muere producto del hampa y aunque había estado en la cárcel durante 9 meses, los habitantes aseguraron que José Jesús Acosta Romero, era un muchacho tranquilo y trabajador.

«Lo único que le gustaba era beber. Sus amigos y compañeros siempre se reunían a echarse sus palos, pues nunca pensó que una reunión entre panas acabaría en su asesinato», aseveraron los vecinos.

HECHOS

De acuerdo a las declaraciones de los conocidos, Romero se quedó en la casa de uno de los amigos a beber licor. El hecho ocurrió aproximadamente a la una de la mañana, cuando se dieron cuenta que la bebida se había acabo y decidieron a ir por más en casa de un familiar cercano a la zona.

Justamente, en el momento que transitaban la calle José María Vargas, dos sujetos a bordo de una moto comenzaron a disparar, todos corrieron a resguardarse, menos Romero, quien estaba bajo efectos del alcohol y no entendía lo que pasaba. Los sujetos aprovecharon la debilidad de la víctima y le dispararon, propinándole tres impactos de balas; uno en el abdomen, otro en el brazo izquierdo y el último en el cuello. Se presume que murió a los pocos minutos, pues el tiro que recibió en el cuello, acabó con su vida.

HIJOS HUÉRFANOS

Romero, tuvo cuatro hijos, dos hembras y dos varones, ambos menores de edad. Su esposa, quien lloraba desconsoladamente, expresó que se sentía abandonada, pues él era su todo, «ahora como voy a vivir sin ti, yo que tanto te quería ahora te fuiste», gritaba mientras los efectivos del Eje de Homicidios subían el cuerpo a la furgoneta.

SE DEDICABA A SU TRABAJO

Según testimonios de los allegados, Romero, era minero y siempre estaba pendiente de su trabajo, pues era el oficio que más le gustaba, «yo nunca le conocí enemigos, todo lo contrario, en el barrio, los vecinos lo querían mucho, pues siempre estaba al servicio de ellos», aseveró vecina de la víctima, quien decidió resguardar su identidad.